Martes 10 de octubre 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Los ladrones del inodoro

“En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, ya os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros” (Juan 14:2, RVC).

Nos robaron el inodoro. ¿Quién pudo hacer algo así? ¿Qué clase de persona roba un inodoro? Y eso fue solo el principio. La casa, que había sido embargada, tenía agujeros en todas las ventanas, y huecos de puñetazos en puertas y paredes. Enojados por haberla perdido, los anteriores propietarios habían robado todo lo que habían podido. Además, había restos de jabón seco de una pared a otra, un montón de trastos en las bañeras y sospechosas manchas rojas y negras en las alfombras. ¿Por qué elegimos tal joya por hogar? Francamente, siempre hemos vivido en casas no precisamente ideales. Nuestro primer departamento tenía más o menos el tamaño de tu dóset. Nuestros amigos lo llamaban cariñosamente “la caja de zapatos”. Cuando venían a vernos diez personas, tenían que sentarse todas pegadas o, de lo contrario, no cabían. Al cuarto de baño tenías que entrar de costado. Luego, nuestro segundo hogar no era mucho mejor y, de hecho, se quemó. Nuestra tercera casa estaba frente a un basurero, y la cuarta tenía paredes casi de cartón y el sótano Inundado.
Puesto que Greg y yo nunca tendremos una mansión de este lado de la eternidad, me reconforta saber que Jesús está preparando una para nosotros. Hizo esta promesa a sus discípulos en los últimos días que pasó con ellos. Sin embargo, la mansión no es la mejor parte de la promesa. Lo que más me ilusiona es saber que hay un lugar reservado para mí, un trocho de cielo al que pertenezco. Y del lugar al que pertenecemos es de donde obtenemos nuestra identidad.
Quizás en este momento sientas que no perteneces a ningún lugar o quizás estés buscando tu lugar en la vida. ¿Dónde encajas? ¿Dónde te sientes como en casa? Recuerda que, por muy perdido que estés aquí o por mucho que sientas que aquí no tienes hogar, hay un lugar en la Nueva Tierra al cual perteneces. Jesús tiene un plan para ti ¡y cuenta con que algún día estés allí! La próxima vez que dudes quién eres y a quién perteneces, recuerda cuál es tu verdadera identidad: ¡eres el futuro propietario de una mansión y residente de la Tierra Nueva!
MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*