Martes 1 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adultos

La gracia salvadora de Cristo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

«Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios». Efesios 2:8, NVI

Cristo es el mediador de todas las bendiciones que Dios derrama sobre nosotros: la salida del sol, la lluvia, el sostenimiento del planeta… Por su gracia, nos movemos, vivimos y somos. Pedro dijo que Dios el Padre es un Dios de toda gracia que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, pero, ¿qué es la gracia de Dios?

La gracia divina es un don del cielo que no merecemos; sin embargo, el Señor nos la regala solo por el amor que nos profesa. Es un atributo divino que el Señor da al ser humano para que viva y pueda conocerlo; es un gesto generoso del Señor hacia nosotros.

La vida cristiana se centra por completo en la gracia de Dios, la cual es abundante y suficiente para toda emergencia y necesidad; gracias a ella, el pecador puede acercarse a Dios y ser perdonado.

En Escocia, hubo una época en la que escaseó mucho el alimento. La gente no tenía qué comer y, evidentemente, los que más sufrían eran los pobres. En una aldea, vivía una viuda que tenía varios hijos. El mayor tenía dieciséis años y, un día, fue con algunos amigos a buscar huevos en las montañas. Cuando llegaron, el chico amarró la soga a un árbol y bajó a treinta metros sobre el filo del risco para tomar los huevos de los nidos. Encontró suficientes como para llenar su mochila; sin embargo, cuando intentó subir, aparecieron cientos de aves que venían a defender sus huevos y lo atacaron. El muchacho intentó alejarlas, pero no pudo, y el forcejeo provocó que la soga se deshilachara casi hasta romperse. Subió con cuidado, y cuando estaba a punto de llegar a la cima, la cuerda se rompió. Dichosamente, antes de que pudiera caer, uno de sus amigos le lanzó otra soga y logró salvar su vida.

¿Se salvó por casualidad? No, sobrevivió por el amor y la gracia de su amigo. De igual manera, la gracia de Dios no se obtiene por favores ni esfuerzos humanos; la recibimos únicamente porque Dios se complace en salvarnos.

Aceptemos hoy la gracia que Dios nos ofrece.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

FUENTES DE VIDA

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

 

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*