Lunes 29 de Octubre 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | El camino largo y tortuoso

«No tengan miedo. Manténganse firmes y fíjense en lo que el Señor va a hacer hoy para salvarlos» (Éxodo 14: 13).

Cuando Dios nos dirige, no siempre escoge la ruta más corta. De hecho, la Biblia dice que él eligió deliberadamente no llevar a los israelitas por el camino más corto. «Cuando el faraón dejó salir al pueblo israelita, Dios no los llevó por el camino que va al país de los filisteos, que era el más directo. […] Por eso les hizo dar un rodeo por el camino del desierto que lleva al Mar Rojo» (Exodo 13: 17-18). Dios sabía que los israelitas no estaban preparados para enfrentar una posible guerra si pasaban por el territorio de los filisteos. ¡Pero nadie sabía lo que Dios estaba pensando al llevarlos directamente hacia el Mar Rojo! ¿Cómo podrían superar ese obstáculo?

Para empeorar la situación, cuando los israelitas se acercaron al Mar Rojo, el faraón se arrepintió de haberlos dejado ir, así que reunió sus tropas para perseguir a los israelitas y llevarlos de vuelta al cautiverio. A medida que el faraón se acercaba, los israelitas fueron llenándose de pánico. Moisés, sin embargo, no perdió la fe, y los animó a confiar en Dios: «Moisés les contestó: “No tengan miedo. Manténganse firmes y fíjense en lo que el Señor va a hacer hoy para salvarlos, porque nunca más volverán a ver a los egipcios que hoy ven. Ustedes no se preocupen, que el Señor va a pelear por ustedes”» (Éxodo 14: 13-14).

Y Dios ciertamente los liberó. Partió en dos el Mar Rojo para que los israelitas pudieran caminar en tierra firme. Cuando sus enemigos entraron para seguirlos, el Señor volvió a juntar las aguas, sepultando a los egipcios en el mar.

Tal vez sientes en este momento que estás frente a tu propio Mar Rojo. Dios te ha llevado por un largo camino que te ha puesto justo al borde del agua. No tienes idea de cómo vas a cruzar. Si estás frente a un mar o una montaña, Dios quiere que pases al otro lado; él te llevará. Haz exactamente lo que Moisés ordenó: no tengas miedo, permanece firme y atento, porque el Señor está a punto de liberarte.

Ponlo en práctica: Si estás enfrentando una situación difícil, camina en la fe y confía en la dirección de Dios.

Ponlo en oración: Ora por el valor de seguir caminando por el sendero al que Dios te ha llamado aunque no sepas qué viene después.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y ENTONCES…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*