Lunes 29 de agosto 2016 | Devoción Matutina para Adultos 2016 | “Probando es que se sabe”


La verdad de los elegidos
“Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. […] Así que por sus frutos los conoceréis”. Maleo 7:17-20

FUE UNA MUJER de notables dones espirituales, que vivió la mayor parte de su vida en el siglo XIX. No obstante, mediante sus escritos y su ministerio público, ha supuesto un impacto revolucionario para millones de personas, entre las que me incluyo, hasta el siglo XXI. Desde que tenía 17 años hasta su fallecimiento setenta años después, Elena de White recibió casi dos mil visiones y sueños, cuya duración varió desde unos instantes hasta casi cuatro horas. Precisamente esas revelaciones dieron como resultado su prodigiosa producción literaria, que incluye cien libros disponibles en inglés, cinco mil artículos de revista y 55.000 páginas de manuscritos. Es uno de los autores más traducidos de la historia; su obra maestra El camino a Cristo, que ha cambiado vidas, ha sido publicada en unos 150 idiomas.
Como consecuencia adicional de ese don profético, contribuyó a suscitar un movimiento cristiano que hoy ofrece el mayor sistema educativo protestante del mundo, y el más extenso sistema de salud protestante de la tierra. La revista National Geographic llevó un artículo de portada que alababa los beneficios en longevidad del mensaje de salud que Elena de White recibió y defendió en vida, un mensaje que estuvo muy por delante del conocimiento médico y nutricional de su época, pero que ha sido validado en nuestra generación por la investigación y el estudio científicos detallados. Y, como consecuencia de su liderazgo visionario, la Iglesia Adventista del Séptimo Día que ella contribuyó a fundar se encuentra hoy en más países que cualquier otra confesión protestante del mundo.
¿Por qué? No creo que haya una explicación humana para una vida y un ministerio tan prolíficos y fructíferos. Las palabras de Cristo en el texto de hoy nos mandan que evaluemos el fruto de la vida de una persona con el don profético. Creo que el fruto del ministerio de Elena de White solo puede ser explicado por el ministerio divino del Espíritu Santo a través de esa mujer humilde tan humana. ¿Ocupan sus escritos el lugar de la Sagrada Escritura en mi vida o en la vida de la iglesia a la que sirvo? ¡Más bien no! Ella misma describió sus escritos como la “luz menor” de la luna, que refleja humildemente pero con fidelidad la “luz mayor” del Sol de justicia. Que sus escritos reflejan la gloria de Jesús como ningún otro autor que yo haya leído jamás es, para mí, el mayor fruto de todos. Pero prueba el fruto tú mismo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2016
ELEGIDOS
El sueño de Dios para ti
Por: Dwight K. Nelson
Lecturas devocionales para Adultos 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*