Lunes 28 de noviembre 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | Fuga de la prisión


Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. Hechos 5:29.

Las noticias de que los discípulos de Jesús tenían su poder para sanar pronto se difundieron por todo Jerusalén y por los países de alrededor. Parientes de aquellos que estaban enfermos llevaban a sus amados por las calles en camas y lechos, para que aunque sea la sombra de Pedro cayera sobre ellos mientras pasara. Multitudes se congregaban, y Pedro aprovechaba la oportunidad para hablar de Jesús.
Los sacerdotes y los gobernantes estaban furiosos. “Si no detenemos a estos muchachos ahora, seremos culpados por la muerte de Jesús y no pasará mucho tiempo hasta que el pueblo se vuelva en contra de nosotros”, razonaron con preocupación.
Enviando a sus hombres fornidos para que violentamente echaran mano de Pedro y de Juan, arrojaron a los discípulos en prisión y trancaron firmemente la puerta del calabozo. Luego, se ordenó que guardias fuertes los vigilaran las 24 horas.
Pero los gobernantes no habían tenido en cuenta a las fuerzas especiales del cielo. Durante la noche, bajo un ángel y fácilmente abrió la puerta de la celda. Mientras Pedro y Juan salían caminando como hombres libres, los ángeles regresaron y cerraron la puerta otra vez.
Luego, los ángeles los dirigieron hasta pasar los guardias, cuyos ojos estaban temporalmente cegados, los llevaron afuera y les dieron las órdenes de Dios:
“Id, y puestos en pie en el Templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida” (Hechos 5:20).
A la mañana siguiente, el sumo sacerdote llamó a todo el Sanedrín para acusar a los discípulos de las muertes de Ananías y Safira. El concejo también acordó intentar ponerlos en problemas por decir que los gobernantes no tenían autoridad. Pero enviar a buscar a los prisioneros y que realmente los trajeran, eran dos cosas diferentes. Los guardias todavía estaban rígidamente en posición de firmes, la puerta estaba firmemente trancada… ¡pero la celda estaba vacía! Luego, otro mensajero llegó con las noticias de que Pedro y Juan estaban predicando en el Templo.
Se enviaron oficiales para traer de regreso a los discípulos, pero tenían que ser amables esta vez, o el pueblo apedrearía a los soldados en el lugar.
El concejo hubiera matado a Pedro y a Juan si no fuera por el sabio consejo de Gamaliel. Gamaliel era uno de los eruditos del concejo, y altamente respetado en la comunidad. Aconsejó a los gobernantes que deberían ser muy cuidadosos, o podrían encontrarse a sí mismos luchando no contra los discípulos, sino contra Dios.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*