Lunes 28 de mayo 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Libros a millones

«La sabiduría comienza por honrar al Señor; conocer al Santísimo es tener inteligencia» (Proverbios 9: 10).

Sir Thomas Phillipps sufría de bibliomanía. Sí, lo creas o no, esa palabra existe, y hace referencia a una tendencia obsesiva-compulsiva a coleccionar y acumular libros. Desafortunadamente, Sir Thomas vivió en la época de 1800, antes de que los libros electrónicos fueran una opción, de manera que su casa estaba literalmente llena de libros impresos, desde el suelo hasta el techo.
Sir Phillipps tenía la colección privada más grande de manuscritos y libros de todo el mundo en aquel momento. Invirtió toda su herencia en libros, y cuando se quedó sin dinero, se adeudó para poder adquirir más. Cuando se quedó sin espacio en su casa para almacenar tanto libro, y el piso de la vivienda literalmente empezó a combarse a causa del peso, se mudó a otra casa para disponer de más espacio para guardar sus obras. Utilizó 230 caballos, 103 vagones y 160 hombres para trasladarlo todo y, aun así, tuvo que dejar libros atrás porque algunos de los vagones se empezaron a romper a causa del peso. Cuando Sir Phillipps falleció, su familia tardó casi cien años en vender su inmensa colección.
Salomón, el hombre más sabio del mundo, tenía una o dos cosas que decir acerca de los libros y la sabiduría, y las dejó reflejadas en el libro de Eclesiastés: «El hacer muchos libros no tiene fin, y el mucho estudio, cansa. El discurso ha terminado. Ya todo ha sido dicho. Honra a Dios y cumple sus mandamientos, porque eso es el todo del hombre» (Eclesiastés 12: 12-13).
Según Salomón, la verdadera sabiduría no nace del estudio de miles de libros, sino del temor al Señor, es decir, cuando lo respetamos y lo seguimos. Aprendemos más cumpliendo los mandatos de Dios que coleccionando libros hasta llenar una casa. Lamentablemente Sir Phillipps no lo sabía.

Ponlo en práctica: Si deseas ser realmente sabio, procura conocer más a Dios. La educación es fundamental, pero lo más importante que jamás aprenderás es seguir a Dios.

Ponlo en oración: Ora a Dios pidiéndole sabiduría y guía.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*