Lunes 28 de mayo 2018 | Devoción Matutina Jóvenes

¿Predicó Jesús el vagabundeo?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018 ¡RENUÉVATE! Alejandro Medina Villarreal Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
¡RENUÉVATE!
Alejandro Medina Villarreal
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

“Mientras tú sueñas y cabeceas, y te cruzas de brazos para dormir mejor, la pobreza vendrá y te atacará como un vagabundo armado” (Proverbios 24:33, 34, DHH).

En cierta ocasión escuché a alguien sugiriendo que Jesús predicó el vagabundeo. Para ello, utilizó el siguiente versículo: “Por lo tanto, no os angustiéis por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas” [Mateo 6:34, CST). Es evidente que el Señor no está promoviendo la holgazanería, debido a que en otras partes de las Escrituras promueve el trabajo y la responsabilidad [Éxodo 20:8-11; Proverbios 6:6; 2 Tesalonicenses 3:10, 11). Más bien, Jesús desafía a sus oyentes a ocuparse de los asuntos relevantes de la vida, como la relación con Dios. Mucha gente cree que vivir consiste en adquirir posesiones materiales, por eso el Señor pregunta: “¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?” [Mateo 6:25). Es decir, lo fundamental no es afanarse por sobrevivir en un mundo materialista, puesto que entraremos en una espiral interminable.

Millones de personas viven presa de los trastornos de ansiedad y se complican la existencia debido a preocupaciones innecesarias. Por eso, Jesús los invita a invertir su tiempo en lo más importante: “Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” [Mateo 6:33, CST). Los seres humanos somos espirituales por naturaleza. Necesitamos de Dios y de su Palabra. Vivir una vida agitada posiblemente conducirá a cierta prosperidad económica, no obstante, a un alto precio: la salud, el equilibrio emocional, la familia, la fe.

El trabajo es un mandamiento divino. No es malo prosperar económicamente. Lo peligroso es caer en el juego del consumismo, de creer que para ser hay que tener, y olvidar que la base de la felicidad es la presencia de Dios en la vida. Entonces, tendremos lo más importante con nosotros: la seguridad de la salvación.

Como ves, el texto no tiene nada que ver con el vagabundeo, sino con las preocupaciones absurdas que vienen a la mente por el énfasis en el materialismo. El vagabundeo es propio de personas ociosas y sin objetivos en la vida. Individuos que viven como “el tamo que se lleva el viento” (Salmo 1:4), dependiendo de las circunstancias y motivados por la indolencia.

Este día ruega al Señor que te enseñe a ser una persona esforzada y trabajadora.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018

¡RENUÉVATE!

Alejandro Medina Villarreal

Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*