Lunes 2 de julio 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

El juego de la espera

Devoción matutina para adolescentes 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

“Con toda mi alma espero al Señor, y confío en su palabra” (Salmo 130:5)

A mucha gente no le gusta esperar, pero a mí no me importa. Si tengo que hacer fila en un supermercado, me pongo a hojear alguna revista del estante. Si tengo que esperar un avión, navego por Internet, leo un libro o como algún aperitivo. Y si tengo que esperar a alguien, hago llamadas, envío correos o mensajes de texto. Pero estos ejemplos son del tipo de espera fácil, como esperar por la comida en un restaurante o a un amigo que está al teléfono.

Hay, sin embargo, un tipo de espera mucho más difícil, que se menciona en toda la Biblia. Es esa espera de cuando atravesamos un momento duro y anhelamos que Dios arregle la situación. Es la difícil espera por unos resultados del laboratorio para saber si nuestra madre tiene cáncer. Es la difícil espera de no sentir que pertenecemos a un lugar y que tal vez nunca lo sentiremos.

Esperar es una parte importante de la vida del cristiano. Dios nunca entra en pánico ni precipita los acontecimientos. Él se toma su tiempo y hace todo a la perfección. Nosotros, por naturaleza, somos impacientes, y por eso la Biblia tiene que recordarnos una y otra vez que seguir a Dios requerirá un poco de espera.

Si estás esperando en Dios en este momento de tu vida, recuerda que él hará que la espera valga la pena. Él te dará un buen resultado. Mientras tanto, man- tén estos versículos en el corazón:

  • «Nosotros confiamos en el Señor: ¡él nos ayuda y nos protege!» (Salmo 33: 20).

  • «Yo, Señor, espero en ti: tú, Señor y Dios mío, serás quien responda» (Salmo 38: 15. NVI).

  • «¡Ten confianza en el Señor! ¡Ten valor, no te desanimes! ¡Sí, ten confianza en el Señor!» (Salmo 27: 14).

 

Ponlo en práctica: ¿Hay algo en tu vida en lo que sigues esperando en Dios? Escribe uno de estos versículos en algún lugar donde puedas verlo y léelo todos los días.

 

Ponlo en oración: Cuéntale a Dios lo que estás esperando. Cuéntale tus cosas y dile que pones toda tu confianza en él.

Devoción matutina para adolescentes 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*