Lunes 17 de septiembre 2018 | Devoción Matutina para Jóvenes | Las manos de Dios en la tierra

«Jesús les contestó: […] Denles ustedes de comer». Mateo 14: 16

SIEMPRE SOÑAMOS CON LA POSIBILIDAD de servir a Dios de forma práctica, sin embargo, la vida agitada y la falta de disciplina no nos permitían materializar ese sueño. Lo cierto es que Dios tiene diferentes maneras de usamos para su servicio e integramos a su obra.
El Ministerio Juvenil de Medellín desarrolla actividades espirituales y recreativas con los jóvenes de la zona, entre ellas un torneo deportivo que dejó algunas ganancias que decidimos dedicar a una obra social, ¿cuál? Carlina vivía en un rancho de latas, cartón y madera, con su hija, sus gatos y perros. Aquel lugar estaba lejos de ser una vivienda digna, pero eso era todo lo que la familia tenía. Empezamos el proyecto convencidos de que la experiencia de construirles una vivienda cambiaría la vida de aquella familia, sin embargo jamás nos imaginamos que el mayor impacto ocurriría en la vida de cada uno de los jóvenes voluntarios que trabajamos en aquel proyecto.
Demoler aquella casucha nos recordó que Dios nos ha colmado de bendiciones materiales y nos permite disfrutar de comodidades de las cuales no nos percatamos, y por ende no agradecemos. La construcción inició con jomadas para elaborar los paneles en madera y terminó el domingo de madrugada con la instalación de un techo digno. Esta experiencia nos enseñó que es posible mostrar el amor de Dios a una comunidad completa, pues los vecinos también se unieron a la construcción, incluso algunos de ellos se llevaban para su casa materiales que considerábamos inservibles, lo que nos permitió comprender que no terminábamos una casa, sino que empezábamos a cumplir una misión: construir casas para suplir una necesidad. Este proyecto fue el vehículo perfecto para llevar el mensaje de esperanza a quienes no conocían de Jesús.
Al momento de escribir estas líneas ya hemos edificado nueve viviendas, hemos consolidado un equipo de trabajo con profesionales que desean servir a Dios y la fundación Construyendo Sueños ha crecido en gran manera. El Señor te ha dotado de talentos y oportunidades. ¿Qué estás haciendo con ellos?
Hoy es un nuevo día, no esperes que ocurra algún milagro que resuelva los problemas de la humanidad, hoy tú tienes la oportunidad de ser las manos de Dios en la tierra. ¿Aceptas ese desafío?

Anónimo,
Colombia

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
365 VIVENCIAS DE JÓVENES COMO TÚ
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*