Lunes 16 de abril 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de interrogación

¿Dónde, pues, estará ahora mi esperanza? Job 17:15.

¿Con quién descansa tu esperanza?
Job habla con Dios y le formula la pregunta de nuestro texto. Su oración surge como un clamor cuando parece que todo se ha confabulado en su contra, cuando su vida transita por “valles de sombra y de muerte”, y no ve la luz de salida en medio del túnel.
El sentido más profundo de esta oración es la pregunta de si hay esperanza ante la acción del mal en este mundo, que es el tema central de su libro. La vida, como las mareas, sube y baja. Cuando te arrastra la ola del mal, pierdes la esperanza. El mal que te aqueja cada día es dual: hay un mal que cometes con tus faltas, contra otros y aun contra ti mismo, porque en cierto sentido nosotros somos nuestros peores enemigos. Y hay un mal que sufres porque vives en un mundo de pecado. Para el mal que cometes existe el perdón; y para el mal que padeces está la esperanza.
Tu tendencia humana a la venganza y a la desesperación son la contracara del perdón y la esperanza. Son la expresión de tu impotencia para enfrentar el mal. El perdón y la esperanza pertenecen a una justicia superior, y son los dones de Dios dados al creyente para cubrir la brecha infinita que existe en la justicia humana: el desfase entre la falta y el castigo. Si has hecho un daño irreparable, solo te queda recibir el perdón; si te han hecho un daño irreparable, solo te queda la esperanza. La justicia humana nunca podrá reparar lo irreparable.
Cristo es nuestra esperanza. “Lo único que nos permite obtener una comprensión más perfecta de la verdad consiste en que mantengamos nuestro corazón enternecido y sojuzgado por el Espíritu de Cristo. El alma debe ser limpiada de la vanidad y el orgullo […] y Cristo debe ser entronizado en ella […]. La ciencia de la salvación no puede ser explicada; pero puede ser conocida por experiencia. Solamente el que ve su propio carácter pecaminoso puede discernir la preciosidad del Salvador (DTG 457,458).
Mediante la oración, Cristo muestra tu necesidad más profunda, satisface esa necesidad y te da poder para vencer el mal.

Oración: Señor, que tu luz alumbre el camino en la noche oscura de m i vida.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*