Lunes 16 de abril 2018 | Devoción Matutina Damas

La misión de rescate mas grande

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018 BENDECIDA Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018
BENDECIDA
Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

“Se desató entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron al  dragón: este y sus ángeles, a su vez, les hicieron frente, pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo” (Apoc. 12:7, 8).

El 2 de abril de 1972, un domingo de Pascua, en Vietnam del Sur, el teniente coronel Iceal Hambleton estaba volando en un avión bombardero, cuando un misil tierra-aire lo alcanzó a una altura de nueve mil metros. Él fue el único de los seis hombres de la tripulación en accionar con éxito su asiento eyectable, pero descendió en una zona en la cual decían que había 30 mil tropas enemigas, cerca de un cruce de carreteras en una ruta de abastecimiento comunista. Él estaba gravemente herido en un brazo y en la espalda. Aunque fue rescatado luego de once días, no fue sin la pérdida de varios aviones y sus tripulaciones. Esta fue la operación más grande de búsqueda y rescate de un hombre en la historia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Quienes rescataron a Flambleton fueron dos hombres, uno de la marina Norteamericana y otro de la Vietnamita del sur: el teniente Thomas R. Norris y Nguyen Van Kiet. Ambos fueron galardonados por sus acciones; Norris con una medalla de honor y Van Kiet con una cruz naval. Flambleton recibió la estrella de plata, la cruz al vuelo distinguido, la medalla aérea, la medalla al servicio meritorio y el corazón púrpura por su esfuerzo.

En el cielo también se libró una guerra. Miguel y sus ángeles ganaron; Lucifer y sus ángeles fueron expulsados. Adán y Eva pecaron y fueron echados de su hermoso hogar en el Edén. Cayeron en desgracia, y tuvieron que sufrir privaciones y dolor, tristeza, rechazo, y separación espiritual. Ante ellos, estaba la expectativa de la muerte eterna. Pero había un plan de rescate. Dios luchó para rescatar al ser humano de la ruina eterna. Envió a su hijo, Jesús, a redimir a la raza caída de Adán. Así como varios hombres perdieron sus vidas intentando rescatar a un hombre, Jesús pagó un precio muy alto para salvarnos.

Se levantó de la tumba y volvió a la base, a fin de realizar los preparativos para sus hijos escogidos. Un día, pronto, esta misión de rescate terminará. De la misma manera en que los militares recibieron honores, los santos de todas las edades que trabajaron, observaron y esperaron a su Señor, vivirán y reinarán con él, y beberán del río de vida. “¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho” (Apoc. 22:12).

BULA ROSE HAUGHTON THOMPSON

escribe desde Jamaica y es asistente dental.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018

BENDECIDA            

Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*