Lunes 16 de abril 2018 | Devoción Matutina Adultos

Resurrección: salvación garantizada

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

«Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron». 1 Corintios 15: 20, NVI

Jesús es nuestro eterno Salvador, que murió, pero volvió a la vida; que fue sepultado, pero salió de la tumba: «No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor» (Mateo 28: 6), le dijo el ángel a las mujeres.

De los grandes fundadores de religiones de este mundo, Jesús es el único cuyo sepulcro está vacío; de manera que los cristianos son los únicos que pueden proclamar que su fundador no está sepultado. Murieron grandes hombres, pero nunca volvieron a levantarse.

Uno de ellos fue Abraham, que murió casi 2.000 años antes que Cristo. Su tumba, una de las mejores conservadas desde hace casi 4.000 años, está en la cueva de Macpela en Hebrón, en la zona sur de Palestina. En la actualidad, hay sobre ella una mezquita mahometana. Muchos creen que ese lugar es la tumba genuina del gran patriarca y amigo de Dios, pero nadie ha sostenido jamás que Abraham haya resucitado.

Otro fue Buda, que murió y, según los escritos primitivos del budismo, no hay evidencias de que haya resucitado, ni nadie asevera que haya ocurrido. También Mahoma falleció en Medina, Arabia, en el 632 d. C. y, hasta hoy, miles de devotos visitan su tumba cada año. Sin embargo, Cristo se levantó y dejó la tumba para darnos esperanza, y los soldados, las mujeres y los discípulos fueron testigos de su resurrección.

Braulio Pérez Marcio lo expresó en un poema:

No lo aprisionan las paredes filas de oscura tumba milenaria y triste.

¡Surgió a la vida nuestro Dios, y existe para llenar la nuestra de alegría!

Ya está la tumba de Jesús vacía, ya está vencido el ángel de la muerte.

¡Gloria al Señor; que poderoso y fuerte, ganó tu salvación, ganó la mía!

La tumba no es un callejón sin salida, sino el camino a la auténtica vida. En ella concluye nuestra vida mortal y se romperá el día que comience la vida venidera, sin que el creyente tenga conciencia del tiempo que ha permanecido en el sepulcro.

Si Cristo resucitó y ascendió al cielo, nosotros también podremos resucitar con él y vivir juntos para siempre. Que la resurrección de Jesús sea una garantía de vida eterna para nosotros.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

FUENTES DE VIDA

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*