Lunes 12 de marzo 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Amor, paz y el fin de la guerra

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«He puesto mi arcoiris en las nubes, y servirá como señal de la alianza que hago con la tierra» (Génesis 9: 13).

El relato del Diluvio no comienza con Noé construyendo el arca. Tenemos que retroceder en el tiempo para ver lo que estaba sucediendo antes de eso. Esta empapada historia comenzó realmente cuando Dios miró al planeta Tierra y se dio cuenta de que había un problema: «El Señor vio que era demasiada la maldad del hombre en la tierra y que este siempre estaba pensando en hacer lo malo, y le pesó haber hecho al hombre» (Génesis 6: 5-6).

Dios tomó una decisión muy difícil: «Voy a borrar de la tierra al hombre que he creado, y también a todos los animales domésticos, y a los que se arrastran, y a las aves. ¡Me pesa haberlos hecho!» (versículo 7).

La situación en el planeta estaba tan mal. que Dios tuvo que limpiar la pizarra y empezar de nuevo. Cuando comenzó el diluvio debe de haber sido como si Dios y la tierra estuvieran en guerra. El cataclismo arrasó con la gente, los animales, las casas y todas las posesiones terrenales, enterrándolo todo en una tumba de agua. Sin embargo, esta sombría y húmeda historia no tuvo un final completamente triste. Dios salvó a algunas personas justas y a un grupo de animales para que la tierra pudiera comenzar de nuevo.

Dios prometió que nunca más volvería a inundar la tierra, e hizo un pacto con la humanidad. Como señal de que nunca más enviaría un nuevo diluvio a la tierra, Dios puso el arcoiris en el cielo: «He puesto mi arcoiris en las nubes, y servirá como señal de la alianza que hago con la tierra. Cuando yo haga venir nubes sobre la tierra, mi arcoiris aparecerá entre ellas. Entonces me acordaré de la alianza que he hecho con ustedes y con todos los animales, y ya no volverá a haber ningún diluvio que los destruya» (Génesis 9: 13-15).

Cuando veas el arcoiris en el cielo, recuerda que Dios no está en guerra contigo. Él quiere salvarte, no destruirte. Él está luchando por ti, no contra ti.

 

Ponlo en práctica: Cuando veas el arcoiris, da gracias a Dios por estar en paz contigo.

Ponlo en oración: Agradece a Dios por luchar por salvarte y por inundarte de amor.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.