Lunes 11 de junio 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Los planos de Jesús para una fiesta

«Sean buenos y compasivos unos con otros» (Efesios 4: 32).

Jesús recomendó otra sorprendente norma de etiqueta: cuando celebres una fiesta, invita a gente que por lo general es relegada, en lugar de invitar únicamente a tus amigos. Esto parece extraño, ya que las fiestas son para los amigos ¿no es cierto? De acuerdo con Jesús, no hay problema en compartir con tus amigos, pero es incluso mejor hacerlo con personas que no tienen amigos.
Así es como Jesús lo explicó: «Dijo también al hombre que lo había invitado: “Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos: porque ellos, a su vez, te invitarán, y así quedarás ya recompensado. Al contrario, cuando tú des un banquete, invita a los pobres, los inválidos, los cojos y los ciegos: y serás feliz. Pues ellos no te pueden pagar, pero tú tendrás tu recompensa el día en que los justos resuciten”» (Lucas 14: 12-14).
Cuando organices una gran fiesta e invites a todos tus amigos, seguramente recibirás algunos beneficios. En primer lugar, todo el mundo se divertirá y pensará que eres lo máximo. Además, todos los que invites seguramente te invitarán a ti en el futuro a las fiestas de ellos. Sin embargo, si invitas a personas a las que nadie invita, ese será realmente un acto loable. No necesariamente impresionarás a nadie, ni te verás como la persona más popular. Pero harás un gran impacto en la vida de tus invitados. Harás que se sientan especiales e importantes.
Eso no solo se aplica a las fiestas. La regla de Jesús funciona en cualquier escenario. Si estás en la cafetería de tu escuela, no hables únicamente con tus amigos. Conversa también con los chicos a los que nadie presta atención. De igual manera, si estás participando en alguna actividad de la iglesia, no solo debes reír y bromear con tus amigos. Sal de tu zona de confort y brinda un poco de atención a quienes realmente la necesitan. No te preocupes de los resultados. Únicamente hazlo para ser amable.

Ponlo en práctica: Esta semana bríndale tu amistad a alguien que podría necesitar a un amigo.

Ponlo en oración: Pídele a Dios que te coloque en alguna situación en la que puedas impactar a alguien, mostrándote amistoso y franco.

Devoción matutina para adolescentes 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.