Lunes 11 de diciembre 2017 | Devoción Matutina Menores

La perra más fea del mundo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017 ¡SALTA! Patricia Navarro Lecturas Devocionales para niños 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017

“El Señor es, con los que lo honran, tan tierno como un padre con sus hijos: pues él sabe de qué estamos hechos: sabe bien que somos polvo” (Sal. 103:13,14).

Cuando conocí a quien hoy es mi esposo, él estaba estudiando en la universidad, y para ayudarse con los gastos de los estudios tenía un pequeño restaurante vegetariano en su casa y rentaba habitaciones. En una de esas habitaciones, vivía un hombre mayor, que un día se presentó en la casa con la perra más fea del mundo. Aquel animal era… imposible de clasificar. Parecía de color verde. Era una extraña criatura repleta de pulgas, garrapatas, sarna, qué sé yo… Cabía en el bolsillo de una camisa, y yo la veía tan horripilante y mal formada que le tuve lástima desde el primer instante. Por eso comencé a bañarla con un gel que curaba la sarna. Con delicadeza, le quité las garrapatas. La secaba y la abrigaba con ternura. Le di calor. Y poco a poco Lulú, que así se llamaba aquella perra feísima, fue cambiando por completo.

Su aspecto “verde” desapareció. De pronto, comenzó a nacerle un pelo dorado, hermoso. Un coqueto lunar le salió al lado del hocico, y como nunca le cortamos la colita ni las orejas, parecía más grande de lo que realmente era. Se veía bella. Un día, por fin descubrimos de qué raza era Lulú. Por la manera en que la he descrito, ¿qué crees que era? Era una chihuahua. Aquel perro monstruoso se transformó, con el tiempo, en una linda perrita chihuahua, con un carácter noble y mucha elegancia en el porte. Lulú era todo amor, todo belleza, todo dulzura.

¿Qué habría sido de aquella pobre perra abandonada, si no hubiera encontrado compasión en nosotros? Así como sucede con un animalito, sucede con las personas. Tus compañeritos, tus amigos, tus familiares y hermanos de iglesia, tú mismo, todos, necesitamos compasión. Necesitamos que nos amen y nos traten bien, con cariño y respeto. Solo así podrá salir a flote toda nuestra belleza y nuestro verdadero potencial. ¿Qué te parece, si hoy intentas tratar así a todo el mundo, lindo o feo, te caiga bien o te caiga mal? Si lo haces, lo estarás ayudando a mejorar. Y mejorarás tú, también.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017

¡SALTA!

Patricia Navarro

Lecturas Devocionales para niños 2017

 

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.