DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014 EN LA CIMA Por: Kay D. Rizzo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo

«En tu lugar, yo me volvería hacia Dios y pondría mi causa en sus manos; ¡él hace tantas y tan grandes maravillas, cosas que nadie es capaz de comprender! Él envía la lluvia a la tierra, y con ella riega los campos» (Job 5: 8-10).

¿Recuerdas la historia de Elías y los tres años de sequía? Más tarde, sobre el monte Carmelo, él y el Dios del universo se enfrentaron con los sacerdotes paganos y su dios Baal. Y, como se suele decir, «el resto es historia». Como las sequías, las inundaciones, los terremotos y los huracanes forman parte de la naturaleza, Dios los puede usar y, a veces, lo hace para llevar a cabo sus planes.

Con frecuencia hay grandes sequías en diversos países del mundo. Todos se desesperan por la lluvia. Estoy segura de que muchas personas oran para que Dios envíe lluvia, y me imagino que, en cuanto ven una pequeña nubecita, se alegran y oran con más fervor para que deje caer lluvia refrescante en vez de pasar de largo. Pero ¿y si no llueve en respuesta a las oraciones? ¿Quiere decir que Dios no está con los habitantes de esas regiones? ¿Quiere decir que favorece más a los de lugares que no sufren sequías?

Algunas personas podrán pensar eso, sin embargo, están equivocadas.

Mientras que tú y yo quizá no entendamos el modo que Dios elige para actuar —por qué en cierto momento hace un milagro y en otro permite que la naturaleza siga su curso—, podemos estar seguros de que él siempre está con nosotros, cuando las cosas van bien, o mal, en momentos felices o tristes, cuando estamos desanimados o confiados en él.

La gente que reparte el correo tiene el lema de cumplir con su misión en toda clase de clima, llueva o nieve. Aunque puedan estar exagerando un poco con respecto a su fidelidad, Dios no lo hace. Estemos tristes o contentos, él siempre está aquí con nosotros. Al final, cuando tú y yo miremos atrás, al pasado, a las tormentas de nuestras vidas, diremos: «Padre, todo este tiempo tenías razón. Yo también habría hecho las cosas de ese modo».

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014

EN LA CIMA

Por: Kay D. Rizzo

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*