Lección 6 | Lunes 5 de noviembre 2018 | Todos juntos encajamos de manera hermosa | Escuela Sabática Joven

LUNES 5 NOVIEMBRE
TODOS JUNTOS ENCAJAMOS DE MANERA HERMOSA
Logos: Éxo. 19:5,6; Juan 10:1-11; 1 Cor. 3:16,17; 12:12-26; Efe. 2:19-22; 1 Tim. 3:14-16;
1 Ped. 2:9
EL PUEBLO DE DIOS (ÉXO. 19:5. 6; 1 PED. 2:9)
Los seres humanos anhelamos pertenecer a un grupo porque eso nos da una identidad. Tú y yo pertenecemos a un grupo que la humanidad caída ha denominado “raza” (yo prefiero considerarme perteneciente a una sola: la raza humana). Tú y yo pertenecemos a distintos grupos según nuestra raza, edad, género, cantidad de ingresos, intereses, etc. Los seres humanos han perfeccionado el arte de separarse en grupos según sus diferencias. Y los grupos humanos tienen una gran falla: cada uno está lleno de seres humanos pecadores. A veces, trabajan juntos pero, a menudo, no lo hacen.
Cuando Dios dijo al pueblo de Israel hace varios miles de años: “Ustedes son linaje escogido”, identificó a un grupo especial: “Seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos […]. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa” (Éxo. 19:5,6, RVR). Dios eligió a este grupo, los descendientes de Abraham, para un propósito especial: contar al resto de las personas sobre él e invitarlas a unirse a su grupo.
Unos 1.500 años más tarde, el apóstol Pablo dijo: “Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios” (1 Ped. 2:9, RVR). Los descendientes de Abraham todavía son ese grupo especial. Según Pedro, quien conoció a Jesús en persona, el propósito del grupo todavía es que anunciemos “las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (vers. 9). Este no es un grupo elitista, segregado. La Intención para el pueblo escogido de Dios todavía es contar a otros sobre él e invitarlos a ser parte de su grupo.
LA FAMILIA DE DIOS (EFE. 2:19-22)
Cuando las personas se unen al grupo especial de Dios, no se unen simplemente a las filas de una “nación santa”. El apóstol Pablo dijo: “Por lo tanto, ustedes ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios” (Efe. 2:19). Llegan a ser parte de esa familia y se los trata como hermanas o hermanos. Esta familia está fundada sobre “los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular. En él todo el edificio, bien armado, se va levantando para llegar a ser un templo santo en el Señor” (vers. 20,21).
La familia de Dios tiene expectativas para sus miembros. Ya no son extranjeros, sino que se espera que actúen como integrantes del grupo. ¿Cuáles son esas expectativas?
EL TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO (1 COR. 3:16,17; 1 TIM. 3:14-16)
Pablo dijo: “Escribo estas Instrucciones para que […] sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad” (1 Tim. 3:14,15). Ahora, lee 1 Corintios 3:16 y nota que el pronombre “ustedes” es plural. Cuando Pablo dice: “Ustedes son templo de Dios”, se refiere a que todo el grupo junto es el “lugar” donde Dios vive. Entonces, ¿qué quiere decir Pablo cuando menciona, en el versículo 17: “¿Si alguno destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios”? Quiere decir que, si cualquier persona o subgrupo de la familia de Dios causa daño al grupo, será castigado. “El templo [grupo de personas] de Dios es sagrado’.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Es demasiado idealista pensar que la iglesia (la familia de Dios) trabajará como partes del cuerpo que funcionan en armonía y logrará cumplir el propósito de Dios?
¿Qué tipo de parte del cuerpo eres?
La unidad no necesariamente quiere decir uniformidad. ¿Cuánta individualidad puede retener una persona y considerar, al mismo tiempo, que está en unidad con el cuerpo de Cristo?
Tim Lale, Bowie, Maryland. EE.UU.
=============================
ESCUELA SABÁTICA JÓVENES – LECCIÓN 6 – AUDIOS FOLLETO JOVEN
Esta semana estudiaremos la lección 6 – Imágenes de la unidad
Para el 10 de noviembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*