Lección 13 | Viernes 24 de junio 2016 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática


Viernes 24 de junio
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Como los demás autores de los evangelios, Mateo escribió acerca de la resurrección de Jesús, pero no dijo casi nada acerca del significado de la Resurrección misma. En realidad, ninguno de los evangelistas dio alguna explicación teológica de la Resurrección, aunque está en el centro de la fe cristiana. Pablo nos da explicaciones detalladas acerca de su significado. “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1 Cor. 15:20-22). También escribió que hemos sido “sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos” (Col. 2:12). Pedro también tiene algo que decir sobre este tema: “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quietando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo” (1 Ped. 3:21). Aunque no hay en los evangelios ninguna explicación precisa, algunos eruditos ven esto como una evidencia más de la veracidad de sus informes. Ellos escribieron muchos años después de los eventos: ¿por qué no aprovecharon para dar una explicación detallada de lo que querían que la gente creyera acerca de la Resurrección? Si fue un fraude o un engaño, ¿por qué no usaron la oportunidad para decir lo que querían que significara? En cambio, ellos cuentan la historia, sin embellecerla con alguna explicación teológica en cuanto a lo que debía significar.
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. En el momento de la muerte de Jesús, el velo del Templo del Antiguo Pacto se rasgó de arriba abajo y se introdujo un Nuevo Pacto, presidido por un nuevo Sumo Sacerdote, Jesucristo. “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, [tenemos] un gran sacerdote sobre la casa de Dios” (Heb. 10:19-21). ¿Cómo te sientes al saber que Cristo es ahora nuestro Sumo Sacerdote?
2. Al estudiar el Evangelio de Mateo, ¿qué cosas te llamaron la atención con respecto al modo en que Jesús es presentado allí? ¿De qué manera este Evangelio te ayuda a comprender mejor lo que significa ser un cristiano y seguir las enseñanzas de Jesús?

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*