Lección 12 | Domingo 17 de diciembre 2017 | Vuestro culto racional | Escuela Sabática

Domingo 17 de diciembre
VUESTRO CULTO RACIONAL
Con el capítulo 11 termina la parte doctrinal del libro de Romanos. Los capítulos 12 a 16 presentan instrucciones prácticas y notas personales. No obstante, estos capítulos finales son extremadamente importantes porque muestran cómo debe ser la vida de fe.
En primer lugar, la fe no es un sustituto de la obediencia, como si la fe de alguna manera anulara nuestra obligación de obedecer al Señor. Los preceptos morales siguen vigentes; se explican y hasta se amplifican en el Nuevo Testamento. Y tampoco se da ninguna indicación de que sea fácil para el cristiano regir su vida mediante estos preceptos morales. Al contrario, se nos dice que a veces podría ser difícil, porque la batalla contra el yo y el pecado siempre es difícil (1 Ped. 4:1). Al cristiano se le promete el poder divino y se le da la seguridad de que la victoria es posible, pero todavía estamos en el mundo del enemigo y tendremos que librar muchas batallas contra la tentación. Lo bueno es que, si caemos, si tropezamos, no somos rechazados, sino que tenemos un Sumo Sacerdote que intercede por nosotros (Heb. 7:25).
Lee Romanos 12:1. La analogía que aquí se presenta ¿qué nos revela en cuanto a la forma en que debemos vivir como cristianos? ¿Cómo encaja Romanos 12:2 con esto?
En Romanos 12:1, Pablo alude a los sacrificios del Antiguo Testamento. Así como en la antigüedad se sacrificaban animales a Dios, ahora los cristianos deben entregar su cuerpo a Dios, no para morir, sino como sacrificio vivo dedicado a su servicio.
En tiempos del antiguo Israel, se examinaban con mucho cuidado todas las ofrendas presentadas como sacrificio. Si se descubría algún defecto en el animal, era rechazado, porque Dios había ordenado que la ofrenda fuera sin mancha. Por lo tanto, se insta a los cristianos a presentar su cuerpo “en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios”. Para lograr esto, todas sus facultades deben conservarse en la mejor condición posible. Aun cuando ninguno de nosotros esté sin mancha, lo importante es que debemos tratar de vivir de un modo tan intachable y fiel como podamos.
“Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento” (Rom. 12:2). De esta manera, el apóstol describe el progreso (cristiano); porque se dirige a los que ya son cristianos. La vida cristiana no significa quedarse quieto, sino pasar de lo que es bueno a lo que es mejor”.–M. Lutero, Commentary on Romans, pp. 167, 168. ¿Qué quiere decir “pasar de lo que es bueno a lo que es mejor” en la vida cristiana?

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.