Jueves 9 de noviembre 2017 | Devoción Matutina para Menores | La clave de la amistad

“El Señor es amigo de quienes lo honran” (Sal. 25:14).

Había una vez un rey que tenia dos galgos. Los dos perros permanecían todo el tiempo encadenados, y a bastante discancia el uno del otro, porque cuando los dejaba suéltos se atacaban a mordiscos. No se soportaban, a pesar de que tenían el mismo dueño.
En vista del odio que se tenían sus dos perros, el rey mandó a buscar a un sabio, y le preguntó qué se podía hacer para que los dos animales vivieran en paz y armonía, para que fueran amigos, y así el rey pudiera disfrutar de los dos al mismo tiempo.
-Su Majescad, para que esos dos perros se hagan amigos, llévelos al bosque. Cuando vea un lobo, deje suelto a uno de los dos, mientras que al otro lo mantiene sujeto. El lobo atacará y su perro se defenderá como pueda: pero le costará soportar los embates del lobo. Cuando vea que su perro está herido, que parece que va a perder la batalla, suelte al otro perro. Inmediatamente este se lanzará contra el lobo, que se convertirá enconces en un enemigo en común. Desde ese momenco en adelante, los dos perros se unirán.
El rey decidió hacer lo que aquel hombre le había dicho. Fue al monte con los dos perros. Cuando apareció un lobo, soltó a uno de ellos. Pero cuando este comenzaba a debilitarse ante su enemigo, soltó al otro. Entre los dos, vencieron al temible lobo. El primer perro quedó tan agradecido con su compañero por la valentia que demostró al salvarle la vida, que se hicieron amigos inseparables.
A veces, a nosotros también nos sucede que, por las circunstancias, no hacemos amistad con diversas personas. Tal vez nunca hemos hablado con ellas, viven lejos, no las conocemos bien, o nos parece que nos caen mal. Pero si encendiéramos que todos “estamos en el mismo barco”, que todos somos hijos de Dios que luchamos en contra de un enemigo común, que es el diablo, nos uniríamos más. Y lo cierto es que así es. Tenemos un enemigo que nos acecha y que quiere vernos caer, y podemos ayudarnos unos a otros a derrotarlo. ¿Cómo? Orando los unos por los otros, y ayudándonos cuando lo estamos pasando mal.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*