Jueves 9 de noviembre 2017 | Devoción Matutina para Jóvenes | Sueños tras el muro

“Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante” (Josué 6:5).

Ella tenía un sueño de libertad. De aspecto menudo y bien vestida, nadie habría de sospechar que era parte de uno de los planes de escape mejor tramados de la historia, realizado el 14 de septiembre de 1962. Se trataba de Ellen Sesta, quien junto a Doménico, su novio, elaboró una estrategia para cruzar personas desde Berlín Oriental hasta la parte occidental de esa ciudad, dividida por el famoso Muro de Berlín.
La tarea de Ellen era vigilar la entrada del túnel, construido por Doménico y Luigi Gigi Spina, un amigo de la infancia. El túnel, de 123 metros, que conectaba la ciudad separada, tenía un objetivo principal: ayudar a escapar de Berlín Oriental a Peter Smith, un amigo de ambos que había quedado en la parte este con su esposa, Evelina, y Annette, su beba de 18 meses.
Ese día, en solo 12 minutos, 29 personas cruzaron el muro hacia la libertad. En el año 2000, el túnel fue descubierto gracias a la colaboración de algunos participantes de aquella aventura. Hoy, es conocido como el Túnel 29.
En mayo de 2011, mis pies pisaron una línea real de metal que recorre gran parte de las veredas de la ciudad de Berlín. Cada tanto, tiene una inscripción: “Berliner Mauer (1961-1989)” Dicha línea se refiere al famoso Muro de Berlín, que dividió la parte occidental de la ciudad del sector oriental desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989, cuando se produjo su caída.
Dios se especializa en derribar muros. En la antigüedad, lo hizo con el gran muro de jericó, para que su pueblo pudiera alcanzar la Canaán terrenal. En la actualidad, puede derribar todo aquello que te preocupa, perturba e impide que seas feliz, y todas las divisiones humanas. Su poder es el mismo, y está a tu alcance. Él quiere que nada te separe de su amor. Él quiere que llegues a la Canaán celestial.
Hoy puede ser un día histórico. Mantón tu sueño de libertad. Ora a Dios. ¡Verás las murallas caer!
“Pero Cristo vino para derribar todo muro de separación. Vino para demostrar que su don de misericordia y amor es tan ilimitado como el aire, la luz o las lluvias que refrescan la Tierra” (Elena de White, Obreros evangélicos, p. 45). PA

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2017
UN DÍA HISTÓRICO
Pablo Ale – Marcos Blanco
Lecturas devocionales para Jóvenes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*