Jueves 9 de agosto 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Loco, diferente, bueno

«Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya» (Isaías 55: 8).

A veces Jesús decía cosas que parecían locuras, como por ejemplo: «Los que ahora son los últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos» (Mateo 20: 16). «Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda la vida por causa mía y por aceptar el evangelio, la salvará» (Marcos 8: 35). Comparado con lo que la mayoría de la gente creía, todo sonaba completamente absurdo. Y aparentemente ese era el plan de Dios. Según Pablo: «Para avergonzar a los sabios, Dios ha escogido a los que el mundo tiene por tontos» (1 Corintios 1: 27). Eso no significa que sus seguidores sean estúpidos y que no deban usar sus cerebros. Es solo que los caminos de Dios pueden parecer un poco absurdos a veces, porque no los entendemos.

Isaías 55: 8-9 lo explica de esta manera: «Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya —afirma el Señor—. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis ideas y mi manera de actuar están por encima de las de ustedes». En otras palabras, los caminos de Dios pueden parecer engañosos a veces, pero siempre son mejores que los nuestros.

¿Qué tiene que ver todo esto con tu vida? Mucho. Si sigues a Jesús, vas a terminar haciendo algunas cosas que para otras personas simplemente no tienen sentido. Por ejemplo, supongamos que hay alguien que está siendo cruel contigo, llamándote cosas o difundiendo rumores sobre ti. La mayoría de la gente diría que tú debes darle una respuesta contundente, hacer saber a esa persona que no lo vas a permitir; pero Jesús dice: «Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen» (Mateo 5:44). Ya lo sé, parece una locura, pero Jesús nos dice que debemos, literalmente, orar por nuestros enemigos y ser amables con ellos. Romanos 12: 14 aconseja lo mismo: «Bendigan a quienes los persiguen. Bendíganlos y no los maldigan».

El modo de pensar de Dios, loco-diferente-bueno, te afectará de otros modos. Tal vez te pida que hables por él, o que rechaces una oportunidad que no coincida con sus planes. O tal vez te pida que seas amigo de alguien que no es amable. Cualquier cosa disparatada que te pida, ¡hazla! Porque, como dijo Pablo, «lo que en Dios puede parecer una tontería, es mucho más sabio que toda sabiduría humana» (1 Corintios 1: 25).

Ponlo en práctica: ¿Te está pidiendo Dios que hagas algo «absurdo»? No te preocupes de lo que otras personas puedan pensar, ¡simplemente sigue a Dios con todas tus ganas!

Ponlo en oración: Ora: «Dios, enséñeme a ver las cosas como tú las ves. ¡Dame valor para ser un “tonto” que te sigue!».

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y ENTONCES…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*