Jueves 7 de septiembre 2017 | Devoción Matutina Damas

Dos derrames cerebrales

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017 VIVIR EN SU AMOR Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

No solo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca de Jehová” (Deut. 8:3).

Entré en el hospital en el que soy voluntaria como asistente de capellanía. El plan era hacerme un anglograma cerebral y volver a casa en unas seis u ocho horas. Había estado mareada y experimentando dolor en el lado derecho de la cabeza. Una biopsia arterial, supuestamente, ya había descartado arteritis temporal. Una tomografía de seguimiento mostró que había aparecido un aneurisma leve. Así que, allí estaba, lista para otro estudio.

Durante el estudio, tuve dos derrames cerebrales que borraron completamente mis habilidades motoras. No podía escribir, manejar, trabajar, aspirar, cocinar… ni siquiera pensar bien. Entre otras cosas, tendría que volver a aprender a caminar.

Había estado trabajando quince horas por día, como cualquier contador en la época de declaración de impuestos. Estaba pasada de sueño; y desnutrida espiritualmente. Mi tiempo personal con Dios consistía en la lectura rápida de un devocional cada mañana, y mis oraciones vespertinas a menudo terminaban conmigo dormida casi apenas comenzaba a orar.

Traté de encontrar lo positivo a ese obstáculo impactante. Para comenzar, me hizo mejor capellana. Cuando mi pastor y el capellán del hospital vinieron a visitarme y a orar conmigo, todo lo que pude hacer fue abrir los ojos, mirarlos, y volverá cerrar los ojos. Ahora, cuando entro en la habitación de un paciente y ellos no responden, entiendo que no es que no me quieran allí, o que no amen a Dios, ¡simplemente, están muy enfermos!

También aprendí a manejar mejor las relaciones. Enojada y triste porque familiares cercanos me ignoraran, consulté con un consejero cristiano y entendí que había permitido que algunas personas entraran a mi círculo íntimo cuando no deberían habe estado allí; personas que yo sabía que no eran las mejores con las cuales rodearme. Pero personas que apenas conocía vinieron a mi rescate. Aprendí a reajustar mis relaciones acorde a la realidad. Luego de un mes en kinesiología, abandoné el andador y el bastón. Ahora veía todo desde una perspectiva diferente, como si hubiera recibido otra oportunidad de vivir. ¡Antes no podía caminar, y ahora sí!

No necesitas tener dos derrames cerebrales para beneficiarte de las lecciones que yo aprendí. Si estás necesitada espiritualmente, y sobrecargada físicamente, no puedes ser de bendición para otros. Piensa en tu nutrición desde un punto de vista espiritual, ¡y haz los ajustes necesarios!

Patricia Hook Rhyndress Bodi

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017

VIVIR EN SU AMOR 

Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*