Jueves 31 de agosto 2017 | Devoción Matutina Menores

Jesús quiere liberarnos – parte 2

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017 ¡SALTA! Patricia Navarro Lecturas Devocionales para niños 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017

“Libres de la esclavitud del pecado, han entrado al servicio de Dios. Esto sí les es provechoso, pues el resultado es la vida santa y, finalmente, la vida eterna” (Rom. 6:22).

¿Recuerdas que ayer hablábamos de la cárcel de la Isla Gorgona? En ella, durante años, muchas personas sufrieron las consecuencias de su esclavitud del pecado. Por haber matado, robado, engañado y cometido actos atroces, tuvieron que sufrir duras penas. ¿No crees que es triste? A mí me lo parece. Pero, por otra parte, entiendo que esas personas debían ser alejadas de la sociedad, para que no sigan causando daño. ¿Te imaginas si hubieran estado libres? Muchos más habrían sufrido por su causa. Vivimos en un mundo muy complicado…

Lo que no te conté ayer es que durante los años en que esa prisión estuvo activa, unos cuantos lograron escapar. No muchos, porque era muy difícil huir, pero algunos lo consiguieron. Por un tiempo, lograron escabullirse de las consecuencias de sus actos. Pero la fortuna no les duró mucho. De los 25 en total que intentaron escaparse, solo uno logró evadir a la justicia durante dos años, hasta que finalmente la policía lo apresó de nuevo. Otros murieron en el mar, devorados por tiburones. Y la mayoría fueron recapturados inmediatamente.

El pecado es una cárcel que nos esclaviza. Al desobedecer a Dios, nos hacemos esclavos del enemigo. Y así como a la gente que está en las cárceles no les va nada bien allá adentro, tampoco nos va bien a nosotros cuando vivimos siendo esclavos del pecado. Porque Jesús quiere que seamos libres.; que elijamos el bien. Del mal no puede venir nada bueno; en cambio, de hacer el bien, aunque suframos injusticias, siempre viene algo bueno. Como le pasó a José.

En la casa de Potifar, José no hizo nada malo; él obedeció a Dios, negándose a acceder a lo que la esposa de Potifar le pedía; por eso José acabó en la cárcel. Pero Dios lo puso en su lugar; con el tiempo, llegó a ser el segundo hombre más importante de Egipto, después del faraón. Esa es la recompensa de quienes obedecen a Jesús. Y si sufren injusticias por ser fieles, igual se sienten libres, porque saben que han actuado como Jesús les pedía. Esa es la libertad que Jesús quiere que todos tengamos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017

¡SALTA!

Patricia Navarro

Lecturas Devocionales para niños 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*