Jueves 3 de mayo 2018 | Devoción Matutina para Adultos | El fin del tiempo de gracia

«Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente». Tito 2: 11, 12, RV60

La gracia salvadora ofrecida a toda la humanidad existe desde antes de la fundación del mundo, tal como lo afirma Pablo: «Nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de él» (Efesios 1: 4). Dios nos eligió para ser parte de su pueblo y destinatarios de su gracia antes de crearnos, por si decidíamos separarnos de él. No fuimos predestinados a ser destruidos, sino a ser salvos por su gracia.
En Romanos, Pablo dice: «Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. A los que antes conoció, también los predestinó para que fueran hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos» (Romanos 8:28,29).
La gracia divina tuvo un principio, pero también tiene un fin que llegará pronto y estará marcado por algunos acontecimientos. Primero, terminará el sellamiento de quienes han aceptado a Cristo como Salvador personal, tal como lo describe Apocalipsis. En ese momento, los ángeles que retienen los poderes de la naturaleza los soltarán a la orden del Señor, pues se habrá cumplido el tiempo de Dios y todo habrá terminado. Solo aquellos que hayan aceptado la gracia de Cristo vivirán por fe hasta que el Señor regrese para rescatarlos del gran cataclismo y los lleve al cielo. El sello en la frente será la marca distintiva del pueblo de Dios.
Las siete plagas postreras también serán un indicador del fin de la gracia. El derramamiento de las plagas pondrá fin a la intercesión de Cristo por nosotros en el Santuario celestial: «El templo se llenó de humo por causa de la gloria de Dios y por causa de su poder. Nadie podía entrar en el templo hasta que se cumplieran las siete plagas de los siete ángeles» (Apocalipsis 15: 8).
El fin del sellamiento y las siete postreras plagas marcarán el fin de la gracia para el planeta, y ahora que aún disfrutamos de la gracia, debemos prepararnos para ese momento final.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*