Jueves 28 de diciembre 2017 | Devoción Matutina Damas

Las palabras importan – parte 2

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017 VIVIR EN SU AMOR Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

“Por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado” (Mat. 12:37).

Las palabras tienen la capacidad de dar poder o de condenar a otros, especialmente a los niños. En lugar de decir a tu niño que es malo o malcriado, dile que esa conducta es inaceptable, y que sabes que él puede hacerlo mejor porque es un buen niño. Tu hijo no se sentirá condenado, sino que aprenderá que puede controlar sus acciones y cambiar su conducta negativa. Las palabras pueden construir confianza y fe en tu niño, o condenarlo y destruirlo. Ten mucho cuidado con las palabras que eliges usar hoy, porque las palabras importan. Queremos pronunciar palabras que inspiren, animen y extraigan lo mejor de los demás.

También queremos cuidar la manera en que pensamos en otros. Lo que pienso influye sobre lo que digo, y lo que digo influye sobre lo que pienso. Las palabras reaccionan sobre el carácter. Las palabras son tan poderosas como los palos y las piedras, que pueden romper nuestros huesos. De niña aprendí a repetir y a tararear esta frase conocida: “Los palos y las piedras pueden romper mis huesos, pero las palabras nunca lograrán herirme”.

Con esa frase, ya no era víctima del bravucón de la escuela. Repetir esas palabras me hacía sentir poderosa, asertiva e invencible. Hablar de fuerza me hacía sentir fuerte.

Esa frase pudo haberme dado fuerza a corto plazo, pero en realidad los palos y las piedras pueden romper mis huesos… y las palabras pueden quebrantar mi espíritu.

Las palabras son poderosas; úsalas sabiamente hoy. Las palabras constructivas tienen efectos constructivos, y las palabras negativas tienen efectos dañinos. Las palabras positivas motivan, mientras que las negativas interrumpen la acción del cerebro. Cuando escuchas palabras airadas, tu respuesta inicial probablemente será defensiva, emocional, y no bien pensada.

Los niños que son criados en un ambiente positivo, en el cual son comunes las palabras de afirmación y motivación, son más propensos a desarrollarse como adultos resilientes, que toman la iniciativa. Por el contrario, el niño que proviene de un ambiente negativo y condenador será reactivo, demostrará un uso pobre de la lógica y de las habilidades de razonamiento, y tendrá menores probabilidades de ser exitoso.

Señor, ayúdame hoya expresar palabras de afirmación.

Prudence LaBeach Pollard

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017

VIVIR EN SU AMOR 

Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*