Jueves 23 de febrero 2017 | Devoción Matutina para Damas 2017 | Jesús en el tribunal


DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017 VIVIR EN SU AMOR Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

“Pero cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis, porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar” (Mat. 10:19).

“Señor, no sé de qué otra manera puedo demostrar mi inocencia”, oraba.

.”Este es tu juicio, no el mío”. Me encontraba esperando el veredicto del jurado, en un país que no era el mío. Años antes había inmigrado, y me había inscrito en una universidad para conseguir un título. Trabajé muy duro para pagarme mis gastos de matrícula y apoyar a mi familia. Luego, dos meses antes de que mi visado inicial expirara, me dirigí a las autoridades académicas para pedir que presentaran mi pasaporte al Ministerio del Interior, para su renovación. Necesitaba esto, porque había ahorrado bastante dinero para pagarme la matrícula.

Mi pasaporte llegó a tiempo con un nuevo sello de visado ,que me concedía dos años más durante los cuales podría permanecer en ese país. Encontré trabajo, y parecía que todo se me estaba solucionando estupendamente. Aquellos dos años de mi nuevo visado se me pasaron en seguida, así que, necesitaba renovarlo otra vez. En este caso, la empresa para la que trabajaba aceptó conseguirme un permiso de trabajo. Mi jefe escribió una carta en mi nombre, para que yo la presentara en el Ministerio del Interior junto con mi solicitud del permiso.

Presenté en persona mi pasaporte junto con los documentos acreditativos. El funcionario que me atendió me indicó el día en que yo tenía que volver para recoger mi pasaporte con el permiso de trabajo. ¡Qué contenta me sentía con la idea de recuperar mi pasaporte!

En la fecha designada, entré en el edificio. Nada me había preparado para lo que estaba a punto de suceder. Me aproximé al funcionario que había intervenido en la renovación de mi visado la primera vez. “La recuerdo”, me dijo. “Por favor, sígame”. Al otro lado de la puerta, me estaban esperando dos policías.

Uno de ellos explicó: “Su sello del visado anterior era falso. Está usted detenida, por hallarse en este país con documentación falsa”. El caso fue a juicio, y yo cooperé plenamente con las autoridades. Mi asunto fue transferido al jurado del Tribunal de la Corona. Solo Dios y los amigos que oraron por mí me sostuvieron durante este período de prueba. Después de que las evidencias fueron presentadas, el jurado deliberó y regresó con su veredicto: “Inocente”.

“¡Inocente!” Es el mismo veredicto que pronuncia Dios en el Tribunal celestial, cuando ve las huellas de los clavos en las manos de Jesús y pondera la evidencia de la sangre que Cristo derramó por mí.

Regina Ncube

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017

VIVIR EN SU AMOR 

Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

http://devocionmatutina.com

 

========================

En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online

Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*