Jueves 17 de mayo 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | ¿Mejor o peor?

«Deben tenerse por muy dichosos cuando se vean sometidos a pruebas de toda clase. Pues ya saben que cuando su fe es puesta a prueba, ustedes aprenden a soportar con fortaleza el sufrimiento. Pero procuren que esa fortaleza los lleve a la perfección, a la madurez plena, sin que les falte nada» (Santiago 1:2-4).

Los momentos difíciles de la vida pueden acabar destrozándote o pueden hacer de ti una persona mejor, y lo cierto es que es algo que está en tus manos. No puedes evitar atravesar momentos difíciles en tu vida, pues todos pasamos por ellos, pero sí puedes decidir cómo reaccionar a ellos. Puedes enojarte y sentirte engañado, o puedes mantenerte fírme en tu fe y hacerte más fuerte.
Pablo explica que, con la actitud adecuada, guiada por la fe, realmente podemos convertirnos en mejores personas cuando experimentamos pruebas duras en la vida: «Puesto que Dios ya nos ha hecho justos gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Pues por Cristo hemos podido acercarnos a Dios por medio de la fe, para gozar de su favor, y estamos firmes, y nos gloriamos con la esperanza de tener parte en la gloria de Dios. Y no solo esto, sino que también nos gloriamos de los sufrimientos: porque sabemos que el sufrimiento nos da firmeza para soportar, y esta firmeza nos permite salir aprobados, y el salir aprobados nos llena de esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha llenado con su amor nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha dado» (Romanos 5: 1-5).
Es el efecto dominó. Nuestros problemas nos hacen trabajar la paciencia, la paciencia construye el carácter y el carácter hace aumentar la esperanza. Tal vez crees que las situaciones difíciles de la vida nos hacen perder la esperanza pero, según Pablo, sucede todo lo contrario. Si mantienes una buena actitud, los problemas te ayudarán a tener una esperanza como nunca antes has experimentado.
Ponlo en práctica: ¿Estás atravesando un momento difícil? No dejes que te supere. Clama a Dios por la promesa que nos da en Romanos 5: 1-5 y deja que los problemas hagan de ti alguien mejor, no alguien peor.

Ponlo en oración: Pide al Señor que te ayude a mantener una actitud positiva incluso cuando las cosas no vayan bien.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*