Jueves 13 de octubre 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | Hora de la siesta


Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. Nahúm 1:7.

Uno de los lugares favoritos que a Jesús le gustaba visitar era la casa de sus amigos cercanos, Lázaro y sus hermanas, Marta y María. Su hogar en Betania era un bienvenido descanso de los dirigentes religiosos que constantemente intentaban atraparlo. Era un lugar donde verdaderamente podía relajarse.
Una vez, cuando Jesús y sus discípulos pasaron para cenar, Marta se molestó con su hermana. María estaba más interesada en sentarse a los pies de Jesús y escucharlo que en ayudar en la cocina. Marta se frustró tanto que finalmente se paró en la puerta, calurosa y sonrojada, y expresó impulsivamente sus sentimientos.
“Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado todo el trabajo? ¡Dile que venga y me ayude!”
Paciente y moderadamente, Jesús respondió: “Marta, Marta, estás preocupada y afligida por muchas cosas, ¡y te olvidas de la única cosa que necesitas! Pero María ha elegido la buena parte, que no le será quitada”.
Algún tiempo más tarde, durante la última parte del ministerio de Jesús, de pronto Lázaro enfermó terriblemente. Jesús estaba a unas 25 millas [40 km] al este, en Perea, cuando llegó un mensajero con noticias de las hermanas: “Tu buen amigo está enfermo”.
Pero Jesús no se dirigió a Betania de inmediato. En lugar de ello, les envió un mensaje en respuesta: “La enfermedad no terminará en la muerte”. María y Marta habían esperado que Jesús regresara con el mensajero. ¿Por qué el Maestro no se apresuró cuando oyó las noticias?
Los discípulos estaban desconcertados cuando Jesús se quedó otros dos días en Perea. ¿Por qué trataba a su mejor amigo de esta manera? Ellos no sabían que tenía un plan. Luego, de pronto anunció que se estaba yendo. “Nuestro amigo Lázaro está durmiendo, pero voy a despertarlo”.
Los discípulos pensaron que Jesús estaba hablando del descanso, pero Jesús rápidamente puso fin a esa idea errónea diciendo: “Lázaro ha muerto”.
Para aquellos que creen en Jesús, la muerte no es nada más que una corta siesta. Cuando regrese por segunda vez, resucitará a todos los que confiaron en él.
Pero él tenía una sorpresa para su buen amigo Lázaro.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*