Jueves 12 de julio 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de agradecimiento

Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis súplicas. Salmo 116:1.

Todo el pasado que se registra en la Escritura vive y vibra con las fieles promesas de Dios para nosotros hoy en día. En el Salmo 116, el poeta sigue el movimiento de una flecha cuando recuerda la obra de Dios en su vida. Piensa en el modo en que Dios lo libró de las lágrimas y la muerte, y por eso confía en que lo librará en el futuro. Como la flecha que va hacia atrás a fin de salir hacia adelante, luego de recordar la obra de Dios en su vida, el salmista declara: “Andaré delante de Jehová en la tierra de los vivientes” (vers. 9).

Las crisis son buenas. La palabra crisis viene del verbo griego krinein, que significa “separar”, o “decidir”. El término crítico, que deriva de crisis, tiene esta acepción de “separar” los términos de un razonamiento para saber si es correcto. “Criterio” es un razonamiento adecuado. Los griegos le daban cuatro significados a esta misma palabra: momento culminante que tiene una enfermedad, contienda, elección o juicio. Es decir, una crisis es el fin de un momento culminante de la vida que requerirá una elección. Siempre produce un cambio radical. Si la resolvemos, nos lanza a un futuro mejor. Muchos no viven sus sueños por estar viviendo sus miedos, o sus frustraciones y sus odios.

Recordemos cómo Dios nos guio en el pasado, ¡para lanzarnos con fuerza al mañana! El salmista dice: “Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mi súplica” (vers. 1). Por eso decide caminar detrás de Dios. No solo caminar con Dios, que significa estar en comunión con él, sino detrás de Dios, dejándose guiar por él. Es decir, caminar sabiendo que en el camino tendremos la luz de su rostro y la mirada de su ojo que todo lo ve: “Has examinado mi corazón y sabes todo acerca de mí […]. Me ves cuando viajo y cuando descanso en casa” (Sal. 139:1, 3, NTV).

No solo puedes vivir con Dios en comunión, sino también estar desnudo y abierto ante su mirada protectora. Puede que estés cansado del camino. ¡Pero cuánto te ha bendecido Dios en el pasado!

Amas a Dios, porque hizo cosas grandes en tu vida. Esperas en él, porque confías en él.

Oración: Te amo, Señor, pues has oído mi voz y mis súplicas.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA

Ricardo Bentancur

Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.