Jueves 10 de enero 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes 

El chorro de Ginebra

Devoción matutina para Adolescentes 2019 - Pasaporte a la aventura

Devoción matutina para Adolescentes 2019 – Pasaporte a la aventura

 

Haré que ellas y los alrededores de mi colina sean una fuente de bendición. Haré caer lluvias de bendición en el tiempo oportuno. Ezequiel 34:26, NVI.

 

Ginebra es la ciudad europea que mejor conozco. La institución educativa a la que asistí por un año en Francia estaba justo al lado de la frontera con Suiza, así que cada vez que los estudiantes teníamos que ir a comprar algo o tomar un tren, cruzábamos la frontera entre Francia y Suiza, e íbamos a Ginebra. A medida que pasaba el año, los policías de la frontera se familiarizaron con nosotros, y al final ya ni pedían ver nuestros pasaportes cuando cruzábamos casi diariamente de ida y vuelta. Descubrimos que Ginebra es una ciudad maravillosa, limpia y moderna, con muchas zonas históricas para disfrutar.

Hay un monumento en Ginebra que está por sobre todos los demás. Y me refiero literalmente a que está “por sobre todos los demás”. Se llama Jet d ‘Eau, que significa “chorro de agua”. Es una fuente, pero mucho más poderosa que las fuentes comunes y corrientes, debido a la altura a la que sube el agua. El chorro de agua es visible en toda la ciudad, ¡y hasta puedes verlo cuando vuelas a más de 10.000 metros [33.000 pies] de altura! Las bombas lanzan agua al aire a unos 140 metros [450 pies], y en cualquier momento ¡hay más de 6.800 litros [1.800 galones] de agua en el aire! Resulta imponente acercarse para ver el lugar en que el agua es lanzada al aire por una máquina tan potente.

Como bien sabrás, por causa de la gravedad, todo lo que sube tiene que bajar. Los visitantes a menudo caminan por el muelle de piedra para ver de cerca la fuente, mientras intentan determinar cuánto pueden acercarse sin que el agua que baja los empape. Olvidan que cuando hay cualquier mínimo cambio en la dirección del viento, pueden terminar completamente empapados. ¿Puedes imaginarte 6.800 litros de agua lloviendo sobre ti repentinamente?

El libro de Ezequiel tiene una frase que seguramente ya has oído antes: “Lluvias de bendición”. Ver el chorro de agua de Ginebra era como un recordatorio diario de que Dios quiere derramar sobre nosotros lluvias de bendiciones cada día. ¡Pídele a Dios que te empape de bendiciones hoy!

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*