Domingo 8 de julio 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Jesús en un recibo de supermercado

Devoción matutina para adolescentes 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«Así deben ser los que buscan al Señor, los que buscan la presencia del Dios de Jacob» (Salmo 24: 6).

En junio del 2011, Jacob Simmons y Gentry Lee Sutherland asistieron a un servicio religioso en el que se lanzó un desafío: «¿Reconocerían a Dios si lo vieran?». Aparentemente, para Jacob y Gentry, la respuesta a esta pregunta fue un «sí». Cuando llegaron al apartamento de Gentry, luego del servicio en la iglesia, se fijaron en que había un recibo de supermercado en el piso. La tinta del recibo se había corrido y ahora parecía una mancha sorprendentemente similar al rostro de Jesús. Inmediatamente se preguntaron si Dios se les estaba revelando. Sí, repito, en un recibo de supermercado.

Jacob y Gentry no son los únicos que dicen haber visto el rostro de Jesús en lugares improbables. Un joven de veintidós años asegura haber visto la imagen de Jesús en la mancha que dejó la grasa del tocino en su sartén (la imagen, según él, apareció cuando se quedó dormido mientras cocinaba el tocino. El hecho de que se durmiera mientras cocinaba es tan extraño como que la imagen de Jesús apareciera en la grasa del tocino, pero ese es otro tema). En el mundo hay muchos que aseguran haber visto el rostro de Jesús en todo tipo de alimentos, desde pescado hasta sándwiches de queso (a este último los escépticos lo bautizaron «el Quesús asado»).

La Biblia promete que quienes busquen ver el rostro de Dios serán bendecidos, pero no creo que esto signifique buscarlo en recibos de supermercado o en un trozo de pescado. Más bien, se refiere a lo siguiente: «El Señor, su Dios y Salvador, lo bendecirá y le hará justicia. Así deben ser los que buscan al Señor, los que buscan la presencia del Dios de Jacob» (Salmo 24: 5-6). Cuando lo busquemos, lo encontraremos en todo lugar. En las acciones agradables de los demás, en el hermoso cielo y en los enormes árboles, en el amor abnegado de nuestros padres o en el sermón del pastor.

Dios nos garantiza que lo veremos si lo buscamos: «Me buscarán y me encontrarán, porque me buscarán de todo corazón» (Jeremías 29: 13). Abre los ojos y podrás observar a Dios a tu alrededor. Solo asegúrate de no sea un sándwich de queso.

 

Ponlo en práctica: Busca hoy a Dios. Trata de percibirlo en las personas, en la naturaleza o en las circunstancias.

Ponlo en oración: Abre tu corazón a Dios en oración y búscalo con todo tu ser.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y ENTONCES…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*