DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015 EL TESORO ESCONDIDO Un encuentro con Dios en tu juventud Por: Pablo M. Claverie Lecturas devocionales para jóvenes 2015

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10.

¿Nunca has sentido que, a pesar de que ya eres una persona que está logrando su autonomía y que, se supone, deberías ser suficientemente fuerte como para bastarte solo, eres muy pequeño para enfrentar algunos de los desafíos y las pruebas de la vida? ¿No te ha sobrevenido la sensación de que, aunque estás rodeado de personas que te aman y te ayudan, en lo que a tus más íntimas experiencias se refiere, no hay nadie que pueda acompañarte allí, en lo más profundo de tu ser?

¿Qué sientes cuando pierdes a un ser querido, y sabes que no hay recurso humano que pueda devolvértelo, por muy autosuficiente que puedas considerarte? La lista podría continuar, pero tú sabes a qué me refiero cuando hablo de aquellos momentos en los que nos sentimos muy pequeños y, en nuestro fuero íntimo, desearíamos contar con alguien más grande que nosotros mismos.

Así nos hemos sentido aunque nos cueste reconocerlo en esta era de autosuficiencia humana, en la que creemos que hemos madurado lo suficiente como para prescindir de Dios. Sí, necesitamos de alguien lo suficientemente poderoso como para transmitirnos su fuerza para enfrentar los gigantes de la existencia. Necesitamos de alguien omnipresente que esté siempre a nuestro lado y en nuestro corazón, como para saber que no estamos nunca solos, sino que una Presencia cálida, grande y amorosa nos acompaña siempre.

En el texto bíblico de hoy, el Dios de la Biblia nos promete su presencia permanente a nuestro lado, y su ayuda y su fortaleza en cada circunstancia. No importa por qué situación estemos atravesando; no importa cuál sea nuestra condición, nuestros errores y caídas, su promesa es: “Siempre te ayudaré, siempre te sustentaré”. Agradécele hoy por su amor, su compañía constante y su auxilio, y camina por los senderos de la vida tomado de su mano. Anda con Dios tal como lo hacías con tu padre terrenal cuando eras niño, y aceptabas, lejos de las imposiciones artificiales de la vida adulta, que había cosas que no podías hacer solo.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015

EL TESORO ESCONDIDO

Un encuentro con Dios en tu juventud

Por: Pablo M. Claverie

Lecturas devocionales para jóvenes 2015

www.DevocionMatutina.com

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*