Domingo 30 de diciembre 2018 | Devoción Matutina Jóvenes 

Único en su especie

Devoción matutina para jóvenes 2018 ¡Renuévate! Alejandro Medina Villarreal Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Devoción matutina para jóvenes 2018
¡Renuévate!
Alejandro Medina Villarreal
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

“Mientras establecía los límites del mar para que las aguas no traspasaran su cauce, ¡mientras afirmaba los fundamentos de la tierra! Yo estaba a su lado, ordenándolo todo, danzando alegremente todos los días, disfrutando siempre de su presencia” (Proverbios 8:29, 30).

 

El código Da Vinci, la novela de Dan Brown, se ha convertido en uno de los libros más vendidos de los últimos tiempos: ochenta millones de ejemplares; además, se ha traducido a 44 idiomas. La obra es una combinación de géneros de suspense y esoterismo, donde supuestamente, el Opus Dei (una orden de la Iglesia Católica), pretende ocultar la verdadera historia de Jesús. Independientemente de los disparates que ahí se mencionan, lo curioso es el interés que la persona de Cristo sigue despertando en el mundo.

Las reflexiones sobre Jesús han sido parte de la vida de la iglesia cristiana. Y es que Jesucristo es un personaje de meditación inagotable. Pero muchos creyentes no entienden lo que tiene que ver con la semejanza de Cristo y los seres humanos. ¿Era Jesús un hombre o más bien solo lo parecía? ¿0 acaso era únicamente un ser humano sin ningún tipo de divinidad? Durante trescientos años, la iglesia primitiva luchó con este tipo de controversias. Hasta el día de hoy, siguen apareciendo libros, películas, documentales y páginas de Internet sobre Jesús, sin embargo, muchos de ellos carecen de fundamento bíblico.

En las Escrituras hay un texto que brinda una perspectiva concisa de su persona y obra: “Vuestra actitud debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos” (Filipenses 2:5-7, CST). Aquí dice que, con relación a Dios, Jesús es igual. Pero con relación a los hombres, es semejante a ellos, como dice Hebreos 2:17: “Por eso le era necesario ser semejante a sus hermanos en todo”. De ahí que la Biblia afirma que Jesús es el unigénito de Dios (Juan 3:16), es decir, el único en su especie porque posee tanto la naturaleza divina como la humana.

El versículo de esta mañana nos recuerda que Jesús participó directamente en la creación de este mundo. Todo fue creado a partir de la Palabra divina bajo un orden establecido por Dios.

¿Quieres conocer a Jesús? ¡Abre la Biblia! Ahí encontrarás la mejor fuente de información sobre él. Pide hoy al Señor que te ayude a encontrarte con Jesús a través de su Palabra.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018

¡RENUÉVATE!

Alejandro Medina Villarreal

Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*