DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2015 Pero hay un DIOS en los cielos… Por: Carlos Puyol Buil Lecturas devocionales para Adultos 2015

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2015
Pero hay un DIOS en los cielos…
Por: Carlos Puyol Buil
Lecturas devocionales para Adultos 2015

“Él es quien perdona todas tus maldades, el que sana todas tus dolencias, el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias” (Salmo 103:3, 4).

El Hospital Universitario La Paz es uno de los mayores policlínicos de Madrid y uno de los tres mejores hospitales de España. Desde hace varios años, mi familia nos hemos “aficionado” a este hospital, primero yo, afectado de un infarto en las arterias coronarias. Dos meses más tarde, mi hermano, aquejado también de un infarto de miocardio. Cinco meses después, mi hijo, a quien le practicaron una artroscopia y unas semanas más tarde mi esposa fue operada para implantarle una prótesis de rodilla. Muchos asocian un hospital con el dolor, con la enfermedad o con el sufrimiento y es verdad, en cierta medida.

En un hospital se hacen diagnósticos fatales, se sufre y algunos pacientes mueren.

Pero también se tratan y curan muchas enfermedades, se alivian dolencias, se dan cuidados paliativos, se evitan muchas muertes. En el Hospital Universitario La Paz hay un servicio de facultativos especializados en tratar y evitar el dolor de los pacientes. Y hay más: cuánto amor, cuidado, solicitud del personal que trabaja en ese hospital. ¡Cuánta ciencia y experiencia de parte de sus médicos y enfermeras para combatir los males del cuerpo humano! ¡Qué gran alivio! ¡Qué confianza despiertan en los pacientes! Es como si el Dios de los cielos, a quien el rey David bendecía con toda su alma por todos sus beneficios, hubiese delegado en esas instituciones de salud y en su personal, la misión benéfica de paliar, de socorrer, de combatir la enfermedad y el sufrimiento inherente a la vida en este mundo. En este punto, hay algo que todos los que

trabajan en los servicios de salud han de recordar: “Cristo es el verdadero jefe de la profesión médica. El supremo Médico se encuentra siempre al lado de todo aquel que ejerce esa profesión en el temor de Dios y trabaja para aliviar las dolencias humanas. […] La enfermedad, el padecimiento y la muerte son obra de un poder enemigo. Satanás es el que destruye; Dios el que restaura” (El ministerio de curación, pp. 75, 76).

La promesa de la Biblia es que Dios es “el que sana todas tus dolencias” físicas y emocionales. No hay nada que el Señor no pueda curar. Y cuando un ser humano que ejerce la profesión médica se coloca en sus manos, puede ser un gran instrumento de restauración, esperanza y bienestar hacia sus semejantes.

Hoy es un buen día para proclamar a otros que en Jesús hay sanidad.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2015

Pero hay un DIOS en los cielos…

Por: Carlos Puyol Buil

Lecturas devocionales para Adultos 2015

http://devocionmatutina.com

Facebook:

https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*