Domingo 29 de abril 2018 | Devoción Matutina para Jóvenes | Es de sabios aceptar los regaños

“Gana más con un regaño quien es inteligente, que lo que gana el necio que recibe cien azotes” (Proverbios 17:10).

Desde hace unos cuarenta años, se empezó a enseñar a la sociedad estadounidense que educar a sus hijos de manera permisiva era lo mejor; supuestamente, de esa forma los niños aprenderían a seguir su propio camino. Fue así como niños y jóvenes asumieron una importante autoridad en los hogares. Sin embargo, hoy tenemos una generación incapaz de hallar su lugar en el mundo y afectada por el “síndrome del emperador”. Enrique Rojas, el conocido psiquiatra español, lo describe de la siguiente manera (No te rindas, Madrid: Planeta, 2011, p. 60):
1. El adolescente tiene una escasa capacidad de tolerar la frustración y se deja guiar por sus impulsos.
2. Desarrolla la facultad de manipular a quienes lo rodean para que sus deseos sean obedecidos. Por lo general, se sale con la suya.
3. Cuando no se satisface alguno de su caprichos reacciona con violencia -física o verbal- hacia sus progenitores o incluso hacia sí mismo.
4. Su conducta es regularmente agresiva hacia padres, profesores o compañeros de escuela.
5. No le resulta fácil reconocer sus errores porque no es consciente de las consecuencias de sus actos.
6. No le es fácil construir un círculo de amigos, más bien tiene aliados que utiliza para sus propios intereses.
El mayor problema con los jóvenes afectados con el “síndrome del emperador” es que, en una sociedad que se rige por el hedonismo, el consumismo, la permisividad, el relativismo y el materialismo, su futuro es sumamente desalentador porque padecerán una insatisfacción crónica y quedarán atrapados en la infelicidad. ¡Qué será de ellos! Solo saben exigir obediencia y obligan a los demás a someterse a su voluntad. Claro, no toleran una reprimenda, una crítica o un correctivo.
Una de las principales funciones de los padres es enseñar a sus hijos a valerse por sí mismos y enfrentarse a las dificultades, y no permitirles comportarse como dictadores con quienes los rodean.
¿Cómo reaccionas ante una crítica, una regañina o un comentario que no te es favorable? Eso revela lo que llevas dentro. No olvides que la gente inteligente aprende mucho cuando recibe alguna reprimenda. Y si te has dado cuenta de que tienes algunos síntomas del “síndrome del emperador”, ruega al Señor que te enseñe a superar tales actitudes.
Este día dile al Señor que quieres enfrentar tus momentos frustrantes y aprender de ellos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
¡RENUÉVATE!
Alejandro Medina Villarreal
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*