Domingo 29 de abril 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Hacer montañas de  granos de arena

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«Le dirían a este cerro: “Quítate de aquí y vete a otro lugar”, y el cerro se quitaría» (Mateo 17: 20).

En 1702, Guillermo III de Inglaterra murió de neumonía. Esto no era tan extraño por aquel entonces. Después de todo, mucha gente moría de neumonía. Su muerte fue, sin embargo, un poco más complicada. Todo comenzó cuando se cayó de un caballo. Eso, también, era probablemente bastante común, teniendo en cuenta que los caballos eran el principal medio de transporte en aquellos tiempos. Caerse del caballo era el equivalente a tener un accidente de auto hoy en día. Cuando Guillermo III se cayó del caballo, se rompió la clavícula, lo que le obligó a permanecer en cama. Fue entonces, cuando estaba convaleciente, que contrajo neumonía.

Si retrocedemos un poco más en la historia, descubriremos por qué Guillermo III se cayó del caballo. Se desplomó al suelo después de que su caballo tropezara con una topera. Incluso si no sabes lo que es, es fácil reconocer que no parece algo lo suficientemente fuerte ¡como para hacer morir a alguien! Una topera es en realidad una palabra que hace referencia a un pequeño montículo de tierra.

Cuando las personas reaccionan exageradamente a algo, a menudo se dice que están «haciendo una montaña de un grano de arena». Están creando algo grande de algo insignificante. Una madriguera de topo, después de todo, es una cosa pequeña (sí, trata de decirle eso a Guillermo III de Inglaterra). Pero es cierto, excepto para Guillermo III, las madrigueras de topo no son un gran problema.

Sin embargo, es triste decir que es fácil hacer una montaña de un grano de arena. Alguien hace un comentario sarcástico, y te enojas con quien lo dijo… para siempre. No recibes una invitación a una fiesta, e ignoras a la muchacha del cumpleaños durante el resto del año escolar. Una persona golpea tu hombro en el pasillo, y deseas darle un puñetazo en la cara. Eso es hacer montañas de granos de arena…

Dios, por otro lado, convierte las montañas en granos de arena. Puede nivelar cualquier dificultad y hacerla fácil de conquistar. Lo que parece una montaña, algo inmenso para ti, es insignificante para él. Así que cuando te enfrentes a un granito de arena, confía en Dios y sigue tu camino.

 

Ponlo en práctica: No reacciones exageradamente ni saques las cosas fuera de contexto. Confía en Dios para que resuelva tus problemas.

 

Ponlo en oración: Pídele a Dios que te ayude a dejar atrás aquellos granitos de arena que hayas convertido en montañas.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*