DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES FONDO PORTADA 2014

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2014
365 vidas
Por: Milton Bentancor

Todos los que estaban sentados en el Consejo fijaron la mirada en Esteban y vieron que su rostro se parecía al de un ángel. Hechos 6:15.

Nos encantan las historias con finales felices. Leer que los tres amigos de Daniel no se quemaron en el horno de Nabucodonosor nos parece fantástico. Acordarnos de que los leones no tocaron a Daniel, nos parece espectacular. Pero la Biblia nos presenta, también, la historia de Esteban, que termina con un montón de piedras sobre su cuerpo, como monumento eterno que nos recuerda que los fieles también sufren.

Esteban era un hombre lleno de gracia y del poder de Dios. Hacía prodigios y señales. Tenía sabiduría, y el Espíritu lo dirigía. Perfecto, ¿no? Pues los enemigos de Dios no pensaban así. Mentiras pagadas de por medio, lo llevan ante el Sanedrín. Luego de su discurso valiente y profundamente bíblico, Esteban es llevado afuera de la ciudad, para ser apedreado.

Lo primero que llama la atención es que poco tiempo después de la muerte de Jesús, los dirigentes judíos parecían más osados. Antes de matar a Jesús ,armaron una farsa que llamaron juicio, pidieron permiso a Pilato y, cuando no lo estaban consiguiendo, lo presionaron para conseguir asesinar al Maestro. Con Esteban se ahorraron los detalles. Mintieron descaradamente, lo llevaron al Consejo (Concilio o Sanedrín) y de allí, directamente lo sacaron de la ciudad para matarlo.

No sabemos si Esteban sabía que sería su último discurso, pero habló con una profundidad y una convicción que solo el Espíritu Santo le pudo otorgar. Lo que sí sabemos es que el Consejo quedó observando a Esteban cuando comenzó a hablar, fijaron su atención en él y vieron que su rostro se parecía al de un ángel.

Me parece sensacional pensar que en el momento de mayor ansiedad, cuando Esteban tenía que dar muestras de fe y cuando su vida estaba en juego, su rostro parecía el de un mensajero divino.

Yo vi algunas discusiones. Presencié momentos tensos. No recuerdo haber visto rostros de ángeles entre quienes discutían; se parecían más a otro tipo de rostros. ¿Cómo hizo Esteban para conseguir en un momento tan difícilmente especial reflejar la paz del Cielo? La respuesta está en los primeros versículos que lo presentan, en el capítulo 6 de Hechos: un hombre lleno de gracia y del poder de Dios, dirigido por el Espíritu Santo.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2014

365 vidas

Por: Milton Bentancor

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*