Domingo 27 de mayo 2018 | Devoción Matutina Jóvenes

El rey que nadaba en oro

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018 ¡RENUÉVATE! Alejandro Medina Villarreal Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
¡RENUÉVATE!
Alejandro Medina Villarreal
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

“De nada sirven las riquezas en el día de la ira, pero la justicia te librará de la muerte” (Proverbios 11:4).

La proverbial riqueza de Creso, rey de Lidia, ha sido ensalzada por varios autores de la antigüedad. Este monarca llegó al trono a los 35 años y, siguiendo la política de Abates, su padre, impulsó la expansión del territorio y el sometimiento de los vecinos. Conquistó Jonia, Eolia y Dóride, además de Misia, Frigia y Panfilia. Así fue como hizo de Lidia el reino más poderoso del Oriente Próximo y de Sardis, su capital, un importante centro intelectual. Se atribuye a Creso la emisión de las primeras monedas de oro. Pero a pesar de toda su riqueza, Herodoto narra que, antes de la batalla contra Ciro, Creso hizo generosas ofrendas a sus dioses, incluyendo la inmolación de más de tres mil cabezas de diversos animales y una pira enorme de lechos repujados en oro y plata, copas de oro, vestidos y túnicas de púrpura; después le prendió fuego a todo. Posteriormente, llevó valiosísimas ofrendas de oro y plata al dios Apolo en el templo de Delfos, esperando ganar su favor ante una inminente derrota ante el ejército invasor. Entre 547 y 546 a.C. tuvo lugar la batalla de Pteria, junto al río Halys, en Capadocia, entre los ejércitos de Creso y Ciro el Grande. A pesar de no haber un claro vencedor, Creso se retira a Sardis. En el año 546 a.C. se volvieron a enfrentar en la batalla de Timbrea, cerca de Sardis. La capital de Lidia fue sometida a un fuerte asedio durante catorce días y, finalmente, cayó en manos de los persas. Creso fue hecho prisionero a manos de sus enemigos.

¿Acaso el dinero es la base de la felicidad? De ninguna manera. No es bueno obsesionarnos con ser ricos porque dicha conducta absorberá nuestra vida e impedirá que disfrutemos los espacios de felicidad que el cielo nos brinda cotidianamente. En otro lugar de la Biblia, Salomón agrega un comentario: “Quien ama el dinero, jamás tiene suficiente. Quien ama las riquezas, nunca recibe bastante. ¡Y también esto es vanidad!” (Eclesiastés 5:10). En realidad, una sabia administración del dinero es fundamental para la edificación del carácter.

Hoy pide al Señor que te ayude a administrar sabiamente el dinero que llega a tus manos y recordar que la riqueza es un medio para adorar al Padre celestial…

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018

¡RENUÉVATE!

Alejandro Medina Villarreal

Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*