Domingo 22 de abril 2018 | Devoción Matutina Jóvenes

Envejece sin desgastarte

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018 365 VIVENCIAS DE JÓVENES COMO TÚ Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
365 VIVENCIAS DE JÓVENES COMO TÚ
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

«Durante cuarenta años yo los he guiado por el desierto, y en ese tiempo no se les ha gastado la ropa ni el calzado». Deuteronomio 29: 5

Mientras me encontraba sirviendo como misionero enfrenté varios desafíos. Uno de ellos fue la falta de medios para suplir muchas necesidades. Como solo tenía un par de zapatos, temía que se me despegaran o se rompieran, pues era la época de lluvias y los zapatos se me mojaban y se llenaban de barro. Por las noches los lavaba y los ponía detrás de un refrigerador para que se secasen. Esa era la rutina que seguí con mis zapatos cada noche.

Una noche mientras limpiaba los zapatos noté que uno de ellos empezaba a pelarse. En ese momento sentí una gran preocupación y angustia. Solo tenía ese par de zapatos y no tenía dinero ni planes de comprar otro par. En ese momento recordé al pueblo de Israel y su peregrinación. Mientras viajaban de Egipto a Canaán por el desierto Dios los guió, y también cuidó de sus vestidos y de sus sandalias para que no se desgastaran ni envejecieran. Al recordar eso caí de rodillas y le dije a Dios: «Años atrás cuidaste de tu pueblo mientras viajaban por el desierto. Así como cuidaste de sus ropas y de sus sandalias, así como manifestase tu poder y tu amor, hoy quiero que lo manifiestes en mí; por favor cuida de mis zapatos y cumple tu promesa conmigo».

Puede que mi petición te parezca simplona, pero tengo para decirte que Dios cumplió su promesa conmigo y hasta el final de aquella misión mis zapatos se mantuvieron intactos. Dios puede hacer maravillas, él está dispuesto a obrar en tu vida y hacer posible lo que para ti es imposible, solo debes creer, tener fe y deposita todo lo que tengas en sus manos. Coloca tus pies, tus manos, todo tu ser y tu cuerpo al servicio de Dios y al igual que mis zapatos, tu vida y lo que te pertenece no se deteriorará y serás fuerte en la vejez, como Caleb.

¿Estás dispuesto a entregarle todo a Dios y ser un instrumento en sus manos?

Espero que tu respuesta sea un rotundo «sí».

Alma Delia Escalante Mejía, México

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018

365 VIVENCIAS DE JÓVENES COMO TÚ

Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*