Domingo 21 de Octubre 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Más de lo que ves

Jesús se dio la vuelta, miró a sus discípulos, y reprendió a Pedro. “¡Aléjate de mí, Satanás!” le dijo. Tú no piensas en las cosas de Dios sino en las de los hombres (Marcos 8:33).

Se necesita ser muy valiente para reconvenir a Jesús. En caso de que no conozcas la palabra “reconvenir” significa criticar, censurar, reprender a alguien por lo que ha hecho o dicho.
¿Por qué? Marcos 8:31 nos da una respuesta: “Luego comenzó a enseñarles: ‘El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Es necesario que lo maten y que a los tres días resucite’”. Pedro no estaba listo para escuchar que alguien hablara de la muerte del Hombre que había llegado a amar tan profundamente. Pero en la respuesta feroz de Pedro, Jesús vio la réplica del ser que movía los hilos detrás de su discípulo.
Satanás estaba usando a Pedro para quitar de la mente de Jesús la razón de su venida a la tierra. Había venido a morir por los pecados de toda la humanidad, y ahora Pedro le decía que no debía morir. En realidad no era Pedro quien hablaba, concluyó Jesús, así que enfrentó el fuego de Satanás con fuego.
“¡Aléjate de mí, Satanás! -le dijo. Tú no piensas en las cosas de Dios sino en las de los hombres” (vers. 33). ¿Traducción? Cristo sabía que Satanás trataba de que se preocupara más por su vida y las cosas cotidianas, que por su misión y ministerio. De paso, Satanás también busca que tú y yo seamos así; que vivamos tranquilos y busquemos complacernos a nosotros mismos, en lugar de complacer a Dios. Pero Jesús no había terminado.
“Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. ‘Si alguien quiere ser mi discípulo -les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará’ * (vers. 34,35).
Capta Lo que Jesús quiso decir: Hacer la voluntad de Dios puede costamos mucho, y tenemos que estar preparados aun para perder nuestras vidas. Pero quien pierde su vida por Jesús, finalmente la encontrará otra vez.

NO DEJES DE LEER
¿Se hartó Jesús de Pedro? Marcos 9:1-8. ¿ Qué te dice el texto sobre la paciencia que tiene Cristo con la gente que comete errores? Él vio grandeza en Pedro.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
UN AÑO EN LA PALABRA
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*