Domingo 19 de junio 2016 | Devoción Matutina Adolescentes 2016 | El extraño perro


DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2016 INTENSAMENTE Ejercita tu cerebro Enero: Melanie Bockman Lecturas devocionales para adolescentes 2016 http://devocionmatutina.com

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2016
INTENSAMENTE
Ejercita tu cerebro
Enero: Melanie Bockman
Lecturas devocionales para adolescentes 2016
http://devocionmatutina.com

Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder (Proverbios 13:20, DHH).

La familia Soria amaba a los perros. Tenían un pastor alemán, un setter irlandés, un beagle y un pequeño perro callejero. Cada vez que alguien estacionaba en la entrada de autos, todos los perros ladraban mucho y bien fuerte. “¡Guau, guau, guau, guau!” Todos sonaban parecido.

Un día, una vecina llamó a la puerta.

-Disculpe que lo moleste -se disculpó-, pero un perro callejero se acercó a mi casa. Nosotros no podemos mantenerlo. ¿Les gustaría cuidarlo?

-Lo siento, pero ya tenemos cuatro perros -respondió la señora Soria- No necesitamos otro más.

-Uno más no hará la diferencia -declaró la vecina-. Si llevo este perro al control de animales, lo va a sacrificar.

La señora Soria no podía soportar la idea del pobre perro muriendo, por lo que se compadeció y llevó al perro callejero, para que conociera a su familia canina. Por su puesto, los cuatro perros le dijeron “Hola” en su lenguaje habitual: “¡Guau, guau, guau, guau!”, ladraron al nuevo perro. Este perro callejero también ladró, pero sus rápidos y cortos aullidos sonaron como “Yap-yip, yap-yip”. La combinación era terrible.

Ahora, cada vez que alguien estacionaba en la entrada, cuatro perros ladran: “¡Guau, guau, guau, guau!”, y un perro aúlla: “¡Yap-yip, yap-yip!” A medida que pasaba el tiempo, la familia Soria se preguntaba si podrían soportar el irritante ladrido del nuevo perro. Entonces sucedió algo asombroso. Una mañana, cuando se acercó el cartero y los cinco perros se pusieron a ladrar, todos sonaban así: “¡Guau, guau, guau, guau!”

¿Y AHORA?

¿Por qué cambió su ladrido el nuevo perro? ¿Te descubres a ti mismo usando las mismas expresiones, o actuando o vistiendo como alguien con quien te juntas?

SPLASH:

Cualquier pensamiento o acción repetida construye pequeños surcos, o caminos, en el cerebro; al igual que al caminar en el mismo lugar en un jardín se marcará un camino en el césped. La reiteración de una misma acción durante tres semanas formará un nuevo hábito.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2016

INTENSAMENTE

Ejercita tu cerebro

Lecturas devocionales para adolescentes 2016

http://devocionmatutina.com

Facebook:

https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

========================

Visita también:

http://videosadventistas.com/

http://espacioadventista.org/

========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*