Domingo 15 de abril 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración del renuevo

Todos los días de mi edad esperaré […]. Entonces llamarás, y yo te responderé. Job 14:14,15.

¿Ha sido la muerte alguna vez atractiva para ti?
En el momento de más hondo pesimismo, Job percibe la muerte como algo atractivo (3:13; 6:9); y la vida, con fastidio y cansancio (7:1-7; 10:21,22). Pero su ánimo oscila entre dos extremos. Luego de esa vocación necrofílica, aparece la esperanza. El texto de hoy marca ambas fronteras.
Luego de su elegía acerca de la brevedad de la vida y las miserias humanas (14:1-6), estalla en un canto de esperanza: “Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza; retoñará aún, y sus renuevos no faltarán. Si se envejeciere en la tierra su raíz, y su tronco fuere muerto en el polvo, al percibir el agua reverdecerá, y hará copa como planta nueva” (vers. 7-9). Compara al hombre con el árbol, y remata: “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos los días de mi edad esperaré, hasta que venga mi liberación. Entonces llamarás, y yo te responderé; tendrás afecto a la hechura de tus manos” (vers. 14, 15). No es más asombroso nacer dos veces que una sola, pues todo en la naturaleza es un permanente renacer.
¡Preciosa metáfora del árbol muerto que reverdece “al percibir el agua”! El agua es la vida del árbol. Y, Jesús, el Agua de vida, nos hace renacer. Este texto reafirma la fe de Job en la esperanza de la resurrección, que luego expresará con toda claridad en el texto del capítulo 19 (vers. 25-27). ¡La vida triunfa finalmente sobre la muerte!
Pero también puede aplicarse a nuestra vida, aquí y ahora. Todos necesitamos morir para renacer. Cerrar etapas para comenzar otras. Las crisis nos atemorizan, porque son pequeñas muertes, pero tras el duelo siempre viene el amanecer de un nuevo día.
En diálogo con la mujer samaritana, Jesús le dijo: “El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Juan 4:13, 14).
¡Jesús te ayuda a renacer cada día!
La oración derrama corrientes de Agua viva en tu corazón fatigado por el desierto de la vida. ¡Bendita oración profunda, sincera y secreta!

Oración: Señor, quiero ser como renuevo que reverdece.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*