Domingo 13 de agosto 2017 | Devoción Matutina Adolescentes

Lo que la multitud escuchó ese día

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Y una voz del cielo decía: ‘Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él'” (Mateo 3:17, NVI).

Lo más memorable de mi bautismo fue la lectura de mi lista de mascotas, que en ese momento sumaban cuarenta. El paciente pastor que me bautizó leyó cada una de ellas por nombre. Las últimas fueron: Chocolate, Caramelo, Sal, Pimienta, Cacao y Crema. De repente, exclamó: “¡Parecen los ingredientes de una torta!” Todo el mundo se rio y me di cuenta, por primera vez, de que tenía la tendencia de poner a mis mascotas nombres de productos alimenticios. Todo el mundo decía que mis mascotas sonaban deliciosas.

La multitud que estaba reunida en el bautismo de Jesús fue testigo de algo mucho más fácil de recordar y más sorprendente que cualquier cosa que nadie jamás haya visto u oído en un bautismo. En primer lugar, vieron al Espíritu Santo descender del cielo en forma de paloma y posarse sobre Jesús. Y en segundo lugar, escucharon la voz de Dios diciendo: “Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él”. Seguramente, todos los presentes estaban en completo asombro cuando los tres miembros de la Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, se manifestaron al mismo tiempo.

En la cultura judía, cuando un niño se convertía en hombre y el padre quería hacerlo público, se hacía una ceremonia especial. En esa ceremonia, el padre llamaba al chico frente a todos los reunidos y anunciaba: “Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él”. ¿Te resulta familiar? Después de eso, el hijo estaba legalmente autorizado para realizar cualquier tipo de transacción comercial en nombre de su padre. Se convertía en un representante legal de su padre.

Ahora Imagina a el bautismo de Jesús. Todos los presentes ese día sabían lo que significaban esas palabras. Así que cuando escucharon la voz de Dios, no solo se dieron cuenta de que Jesús era su hijo, sino también de que Dios lo estaba señalando como su representante y ahora podía encargarse de los negocios de su Padre en esta tierra. ¡Impresionante! No se cómo es tu padre terrenal pero, si alguna vez te falla, recuerda que tu Padre celestial está muy satisfecho contigo y te llama hoy para que lo representes en esta tierra.

MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*