Domingo 10 de junio 2018 | Devoción Matutina Adultos

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Intercesión paternal

«Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía». Marcos 10: 16, JBS

Durante el ministerio de Cristo, los padres traían a sus hijos hasta él para que los tocara, los tomara en sus brazos y los bendijera; sabían que en las manos de Jesús había sanidad. Hoy, más que nunca, los padres debemos acudir de igual manera a Jesús en busca de un toque divino para nuestros hijos. Las redes de Satanás nunca han sido tan sutiles, y llenan el mundo de densas tinieblas para que no podamos ver a Cristo.

Los padres debemos interceder por los hijos ante Dios como Job, que ofrecía sacrificios cada día por los pecados de sus hijos, para que Dios tuviera misericordia de ellos y los limpiara.

Como padres y madres debemos preguntarnos: «¿Cómo iré al cielo sin mis hijos? ¿Qué cuentas rendiré ante el Padre celestial por la grey que me dio?». Debemos preocuparnos por nuestros hijos y prepararlos para el bautismo; debemos instarlos a entregar su corazón a Dios, orar por ellos, estudiar la Biblia y llevarlos a la iglesia para que tengan su encuentro personal con Dios. Y es que, de cara a nuestros pequeños y, sobre todo, de cara a Dios, tenemos una solemne responsabilidad.

«Padres, si perdéis vuestra oportunidad, Dios tenga piedad de vosotros, pues en el día del juicio el Señor preguntará: “¿Dónde está el rebaño que te fue dado, tu hermosa grey?” […]. Supongamos que ustedes llegaran al cielo y ninguno de sus hijos estuviera allí. ¿Cómo podrían decir a Dios: “Heme aquí, Señor, y los hijos que tú me diste”? El cielo toma nota del descuido de los padres. Se registra en los libros del cielo» (Elena G. de White, Conducción del niño, p. 531).

Si no lo ha hecho, es tiempo de comenzar a interceder por sus hijos ante Dios, pedir que la gracia divina sea derramada sobre ellos. Mientras duermen, están en la escuela o de paseo, llevemos en oración a nuestros hijos ante la presencia de Cristo, para que los toque y los bendiga.

No lo dejemos para mañana; intercedamos desde este momento por nuestros chicos y chicas para que puedan experimentar en sus vidas las bendiciones de Dios.

Devoción matutina para adultos 2018

Fuentes de vida

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*