Domingo 10 de diciembre 2017 | Devoción Matutina Adolescentes

Un resbalón en el lodo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Nuestro Sumo sacerdote puede compadecerse de nuestra debilidad, porque él también estuvo sometido a las mismas pruebas que nosotros; solo que él jamás pecó” (Hebreos 4:15).

Bañarse desnudas en aquella piscina fue una pésima idea, especialmente para dos jovencitas. Simplemente, no era prudente, pero Peggy y yo no pensábamos en eso mientras atravesábamos la universidad esa noche oscura. Solo pensábamos en aquella piscina esperando por nosotras. Era el comienzo de la primavera, no habíamos podido nadar en meses y esta era la ocasión perfecta. Cuando saltamos el muro que rodeaba la piscina, nos sorprendimos de que las luces estuvieran apagadas y el agua oscura, pero no le dimos importancia. En nombre de la aventura, nos quitamos el pijama y saltamos a la piscina, pero estaba muy resbalosa y no podíamos siquiera mantenernos de pie. Nuestros pies se deslizaban en todas direcciones. Intenté mantenerme firme agarrándome de los bordes, pero tampoco podía. Incluso en la escalera no podía sentarme en un sitio fijo. Cuando regresamos a nuestros dormitorios nos dimos cuenta de que nuestros pies, piernas, espaldas y brazos estaban cubiertos de una especie de lodo verde oscuro. Estaba en mi cabello y debajo de mis uñas. ¡Olía fatal! Al día siguiente, descubrimos lo que les sucede a los pisos de las piscinas durante el invierno. Se cubren de gruesas capas de algas. Allí, en el fondo, vimos nuestras huellas, y aquel día por todo el campus se escuchaba a los trabajadores del gimnasio hablar acerca de unos tontos que se habían arrojado a la piscina la noche anterior. ¡Nunca me había sentido tan tonta y asquerosa!

Con el pecado sucede lo mismo. Al principio parece una gran idea, pero luego no resulta tan atractivo. Terminamos cubiertos de suciedad y nuestros errores dejan marcas permanentes en nuestra vida y en la de otros. No podemos quitarnos totalmente el lodo del cuerpo porque es parte de nosotros. Pero Jesús no tenía ese problema. La inmundicia no se le pegaba y no estaba lleno de pecado como nosotros. El libro de Hebreos dice que fue tentado en todas las formas en que nosotros podemos ser tentados. Así que, cuando luches con la tentación, recuerda que él sabe lo difícil que es para ti. El te puede entender, aunque nunca “cayó”. Por eso él es nuestro perfecto Sumo Sacerdote. Solo un Sumo Sacerdote sin pecado puede representarnos delante de Dios y expiar nuestros pecados.

MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*