Diálogo Bíblico | Viernes 18 de noviembre 2016 | Para estudiar y meditar | Escuela Sabática


Viernes 18 de noviembre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Vimos que Albert Camus escribió acerca de su búsqueda de respuestas, no solo sobre el sufrimiento, sino también sobre el significado de la vida, que el sufrimiento hace más problemático. Como ocurre con la mayoría de los ateos, Camus no hizo grandes avances en el tema. Su cita más famosa muestra muy poco: “Hay solo un problema filosófico verdaderamente serio, y es el del suicidio. Juzgar si la vida vale la pena vivirla o no equivale a responder la pregunta fundamental de la filosofía”.–The Myth of Sisyphus and Other Essays, p. 3. El tema del sufrimiento no es fácil de responder. El libro de Job nos muestra un cuadro más amplio que de otro modo no veríamos; aun así, no obstante, deja muchas preguntas sin responder.
Hay una diferencia entre los que estudian el tema del sufrimiento sin Dios en la ecuación y los que incluyen a Dios al hacerlo. Es cierto que el problema del dolor y el sufrimiento es más difícil si creemos en la existencia de Dios, por los problemas que su existencia plantea respecto del mal y el dolor. Sin embargo, los ateos como Camus no tienen la expectativa de respuestas y soluciones. (Hay evidencias de que, más tarde, Camus quiso ser bautizado, pero poco después murió en un accidente automovilístico.) Tenemos la esperanza de que “enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apoc. 21:4). Aun el que no crea en las promesas bíblicas podría admitir cuánto mejor sería la vida con esa esperanza, en vez de seguir viviendo con trabajos y luchas, y luego morir para siempre, donde todo eso significa la nada.
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
Algunos plantean, con respecto al mal: “Bueno, sí, es cierto que hay mal en el mundo, pero también hay bien, y el bien sobrepasa el mal”. La pregunta sería: “¿De qué modo puede uno saber que el bien sobrepasa el mal?” ¿De qué forma se hace esa comparación? Otra pregunta sería: “Incluso si fuera cierto, ¿qué bien le haría esa idea a Job (y a otros) en medio de su sufrimiento?” El filósofo alemán Arthur Schopenhauer dio un ejemplo para menoscabar la idea de alguna clase de equilibrio entre el bien y el mal. “Se dice que el placer en este mundo”, escribió, “sobrepasa el dolor; o que hay un equilibrio entre los dos. Si el lector desea ver brevemente si esta afirmación es cierta, que compare los sentimientos respectivos de dos animales, uno de los cuales se está comiendo al otro”. ¿De qué manera responderías a la idea de que el bien equilibra el mal?
Escuela Sabática | Lección 8 | 19 de noviembre de 2016 | Sangre inocente | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*