9 de septiembre | Ser Semejante a Jesús | Elena G. de White | El cristianismo práctico es importante en la testificación

Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y tu madre. Marcos 10:19.

La gente no admite las exigencias de la ley de Dios, que son muy claras, y toma generalmente un curso de acción ilegal; por causa de que se han puesto por mucho tiempo al lado del gran rebelde en su guerra contra la ley de Dios, ley que es el fundamento de su gobierno en el cielo y en la tierra, es que ya están adiestrados en hacer ese trabajo. En su lucha no abrirán sus ojos o conciencia a la luz. Cierran sus ojos, no sea que lleguen a iluminarse.
El caso es tan desesperado como fue el de los judíos que no vieron la luz que Cristo les trajo. Las evidencias maravillosas que les dio de su mesianismo en los milagros que realizó, al curar a los enfermos, levantar a los muertos y en hacer las obras que ningún otro hombre había hecho o podía hacer, en vez de ablandar y subyugar su corazón, y vencer sus malvados prejuicios, los inspiró con odio y furia satánicas como las que Satanás poseía cuando fue arrojado del cielo. Cuanto mayor luz y evidencia tuvieron, mayor fue su odio. Estaban decididos a extinguir la luz matando a Cristo…
Nuestra obra debe consistir en aprovechar cada oportunidad de presentar la verdad en su pureza y sencillez, siempre que exista el deseo o el interés de escuchar las razones de nuestra fe. Los que se han espaciado mayormente sobre las profecías y los puntos teóricos de nuestra fe, deben sin demora llegar a ser estudiantes de la Biblia sobre temas prácticos. Deben tomar una dosis más profunda de la fuente de la divina verdad. Deben estudiar cuidadosamente la vida de Cristo y sus lecciones de piedad práctica, dadas para el beneficio de todos y para ser la regla del correcto vivir para todos los que creen en su nombre. Deben ser imbuidos con el espíritu de su gran Ejemplo, y tener un sentido elevado de la vida sagrada de un seguidor [260] de Cristo.—Testimonies for the Church 3:213, 214.

DEVOCIONAL: SER SEMEJANTE A JESÚS
Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*