Una Religión Radiante - Devocional - Elena G. de White

Una Religión Radiante – Devocional – Elena G. de White

8 de junio | Una religión radiante | Elena G. de White | Una grata y celestial armonía

«¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es que habiten los hermanos juntos en armonía!». Salmo 133: 1

Hay misteriosos vínculos que ligan a las personas, de manera que el corazón de uno responde al corazón del otro. El uno adopta inconscientemente las ideas, los sentimientos y el espíritu del otro. Este trato puede ser una bendición o una maldición. […] El pueblo de Dios no cultiva lo suficiente la sociabilidad cristiana. […] Los que se encierran en sí mismos y no están dispuestos a prestarse para beneficiar a otros mediante un fraternal compañerismo, pierden muchas bendiciones; porque, a través del trato mutuo el entendimiento se pule y refina; mediante el contacto personal se formalizan relaciones y amistades que acaban en una unidad de corazón y en una atmósfera de amor agradables a la vista del cielo — Mensajes para los jóvenes, § 139, p. 411, § 137, p. 405, adaptado.

«¡No hay nada más bello ni más agradable que ver a los hermanos vivir juntos y en armonía!

Es tan agradable ver esto como oler el buen perfume de los sacerdotes, perfume que corre de la cabeza a los pies.

Es tan agradable como la lluvia del norte que cae en el monte Hermán y corre a Jerusalén, en el sur.

A quienes viven asi Dios los bendice con una larga vida». Salmo 133: 1-3, TLA

 

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.