Hijos e Hijas de Dios - Devocional - Elena G. de White

Hijos e Hijas de Dios – Devocional – Elena G. de White

8 de junio | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | Amigos, muchos y buenos

«El amigo siempre es amigo, y en los tiempos difíciles es más que un hermano». Proverbios 17: 17, TLA

UNA AMISTAD SERÁ UNA BENDICIÓN, si se establece con sensatez y buen juicio, siendo conscientes de que el propósito de ella merece que la mantengamos.

¿Qué diremos al ser aconsejados? «Trata tu causa con tu compañero y no descubras el secreto a otro, no sea que te deshonre el que lo oiga y tu infamia no pueda repararse. Manzana de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene. Como zarcillo de oro y joyel de oro fino es el que reprende al sabio que tiene oído dócil» (Prov. 25: 9-12).

Cuando podemos relacionarnos a fin de ayudarnos a ir al cielo, cuando la conversación se explaya en las promesas divinas, entonces vale la pena hablar; pero cuando se concentra en el yo y lo terrenal y sin importancia, el silencio es oro.

El oído obediente recibirá la reprensión dispuesto a ser corregido. Solo entonces nuestras relaciones con los demás resultarán beneficiosas, y cumplirán el propósito que Dios desea tengan. Cuando se aceptan las indicaciones divinas, el sabio reprensor cumple su deber, y el oído obediente escucha con un propósito definido y resulta beneficiado.— Carta 52, 1893.

Toda relación que establezcamos con alguien, aunque sea limitada, nos influye. El grado de nuestro sometimiento a esa influencia vendrá determinado por el grado de intimidad, la duración de la relación, y el afecto y la admiración que nos inspire esa persona.— Signs ofthe Times, 7 de diciembre de 1882.

Nuestra buena voluntad, nuestros actos de abnegación, debieran beneficiar no solamente a unos pocos, sino a todos aquellos con quienes nos relacionemos. De este modo estableceremos amistades profundas y duraderas; y nuestros actos repercutirán positivamente sobre nosotros mismos.— The Youth’s Instructor, 10 de noviembre de 1886.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS

Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.